Hiba Abouk en la presentación de la serie 'Yo maté a mi marido'. | Gtres

Un vestido como el de Hiba Abouk nunca falla cuando llega el calor

Durante la presentación de la serie Yo maté a mi marido, la actriz ha demostrado dominar el armario estival con una pieza clave. 

Julia García

Aún no hemos dado a la bienvenida al verano pero las altas temperaturas sí que se se han instalado ya para quedarse. Del abrigo hemos pasado en muchos lugares ya a la manga corta, lo que significa que si aún no te has planteado el cambio de armario estás tardando demasiado en hacerlo. Hacer la transición de los jerséis a los tops puede costar al principio, pero después es todo un alivio saber que decidir qué ponerse cada mañana resulta mucho más sencillo cuando solo tienes que pensar en una prenda y no en varias para vestir a capas cual cebolla. 

Lo más habitual, de hecho, es tener una serie de piezas comodín en las que sabes que puedes confiar ciegamente porque no hay espacio para el error. Puede ser un mono negro, por ejemplo, o un vestido crudo como el que acabamos de fichar gracias a Hiba Abouk. Cambiando únicamente el calzado, este último puede servirte lo mismo para afrontar una jornada de oficina que para salir a tomar algo una tarde, para salir a hacer unas compras, para una jornada de turismo, para disfrutar de un plan de noche o para aparecer ante un photocall como es el contexto en el lo ha lucido la actriz. 

Hiba Abouk con vestido largo en tono crudo
Hiba Abouk con vestido largo en tono crudo. | Gtres

La intérprete, que acaba de anunciar que ha creado una colección propia de productos de belleza para la firma de cosmética ETC tras convertirse en madre por segunda vezestá a punto de estrenar la serie Yo maté a mi marido, y en la presentación de este thriller rodado en Francia ha sido en la que se ha enfundado en el diseño que ya auguramos como un valor seguro de cualquier vestidor. 

El secreto de la capacidad de adaptación de este vestido reside no solo en su color, un crudo que por ser neutro combina igual de bien con cualquier otro tono, también en su favorecedor corte de tirantes anchos con escote en uve y las franjas que recorren la falda que termina con los bajos deshilachados, así como en su tejido fresco que le vuelve ideal cuando el calor aprieta. 

Hiba Abouk lo ha llevado con la melena suelta, sin más complementos que un reloj dorado y unos zapatos de tacón a juego para volverlo más formal, pero en clave desenfadada promete no fallar con unas alpargatas de cuña, unas sandalias planas o unas botas cowboy que te permitan seguir utilizándolo desde ahora y hasta bien entrado el otoño.