Cinco trucos de maquillaje para que tu look de invitada dure todo el día

Por mucho que se alargue la fiesta, estos tips te ayudarán a que tu maquillaje permanezca intacto durante horas. ¿Lo mejor? Aunque los ponen en práctica los mejores profesionales, son muy sencillos de cumplir. 

Modelo maquillada en el backstage
Cortesía Sergio Hudson

La llegada del buen tiempo da el pistoletazo de salida a la carrera de eventos paralizados en los últimos dos años. Si estás invitada a alguno es probable que ya hayas elegido tu atuendo. E incluso tu peinado. Pero, ¿has pensado en el maquillaje? Puede que estés dudando entre unos labios a todo color y que estés practicando con los trucazos que se encuentran en TikTok para que queden perfectos. Tal vez te has planteado atreverte con el maquillaje joya. O, por el contrario, prefieras un look minimalista. En cualquier caso, y dado que seguro que serás de las últimas en abandonar la fiesta, lo más importante es conseguir que ese look dure todo el día. Y para ello hemos recopilado cinco trucos de maquillaje -algunos dignos de profesionales- que podrás seguir fácilmente.

El primer truco no tiene nada que ver con el color ni el maquillaje en sí mismo. Se trata de dejar la piel lo más preparada posible. Por ello, antes de empezar con las brochas, dedica cinco minutos a limpiar tu cara, exfoliarla e hidratarla en profundidad. Si tienes alguna mascarilla, aprovecha para usarla el día D (aunque evita estrenar producto ese día, mejor que ya lo hayas probado antes). Es una gran opción si, por ejemplo, quieres aplicar después una ampolla efecto flash. Por último, extiende sobre la piel un primer o preparador. Evita masajearlo mucho -ya que a veces, por las siliconas, puede hacer bolitas- e incide en zonas con poros más visibles o que tiendan a resecarse, como las mejillas, la frente o las aletas de la nariz. Ahora que vas a dar rienda suelta al color pulveriza un poco de bruma en tu cara y ¡adelante!

El segundo truco también lo tienes que llevar a cabo en la previa. Pero merece mención aparte. "Mientras te arreglas el pelo o preparas el resto de la piel, coloca unos parches para el contorno de ojos", aconseja Gisela Bosque, National Make Up Artist de Sephora. Descongestionarán las bolsas, atenuarán las ojeras y alisarán las arruguitas de esta zona. Algo idóneo para luego aplicar un corrector y que aguante perfecto varias horas. Gisela da otro tip: guárdalos en la nevera un rato antes para potenciar su acción descongestionante. Y como aquí no se tira nada "una vez terminado el tiempo de aplicación, apróvechalos para colocarlos sobre el contorno de labios o el surco nasogeniano". También son 'puntos calientes' para asegurar un maquillaje de invitada long lasting.

No hay maquillaje duradero sin fórmulas que también sean de larga duración. Parece evidente, pero este es el tercer secreto a tener en cuenta para que tu look siga intacto cuando llegues a casa después de la fiesta. Fíjate en que tu base, tu corrector y tu barra de labios, lo sean. Y, de todos modos, mete en el bolso un corrector en stick y un labial para retocarte. Por supuesto, la máscara de pestañas, el eyeliner y el lápiz de cejas han de ser waterproof. A prueba de brillos, lágrimas y sudor. Pero el adjetivo long lasting no siempre funciona... Sobre todo al hablar de sombras. Por eso, Gato, maquillador de Maybelline nos da una idea: "¿Sabías que si aplicas un poco de corrector en tus párpados, antes de aplicar la sombra de ojos, haces que tus sombras duren más?". Así, también harás más intensa la pigmentación y podrás copiar looks tan originales y coloridos como los que la maquilladora Jo Baker cuelga en su cuenta de Instagram (@missjobaker).

Seguimos con las cejas. Si bien hace un par de años apenas les dedicábamos atención, ahora esta parte centra mucho de nuestros esfuerzos al maquillarnos. Si lo tuyo son las cejas Audrey, suspiras por conseguir unas cejas esponjosas o, simplemente, quieres darle fuerza a tu mirada -y que el efecto aguante todo el día- al más puro estilo Kaia Gerber, toma nota del cuarto truco y no te olvides de fijarlas. Puedes emplear las ceras específicas o a recursos más de andar por casa como untar el cepillito en una pastilla de jabón de glicerina o, incluso, pulverizar un poco de laca en ese goupillon antes de peinarlas. Y ahora, ¡el toque final! Una vez hayas terminado de crear tu look de maquillaje le llega el turno al quinto y último consejo long lasting. Aplica un toque de polvos fijadores matificantes, sobre todo si sueles tener brillos o tiendes a sudar por la cara. Asegúrate de que sea un toque suavísimo y con poco producto. Para terminar, un spray fijador. Este tipo de fórmulas aseguran que nuestro maquillaje de invitada no se mueva ni un milímetro. Y algunas, incluso, contienen activos que hidratan o controlan los brillos, según tu necesidad. Si no tienes, haz lo propio con una bruma. Quizá no fije igual, pero te ayudará a salir la última de la fiesta con un aspecto de lo más fresco.

Síguele la pista

  • Lo último