Tamara Falcó con vestido de su colección Pedro del Hierro & TFP. | Pedro del Hierro

Tamara Falcó demuestra que se puede ir de blanco a una boda si sabes cómo

No hace falta saltarse el protocolo para lucir este color como invitada con acierto y la hija de Isabel Preysler nos ha enseñado el mejor método.

Julia García

Según las reglas de la más estricta etiqueta, los dos colores a evitar cuando uno está invitado a una boda son el negro y el blanco. El primero porque está reservado para el luto y el segundo para no restar protagonismo a la novia pero ambas normas, que no son ni mucho menos prohibiciones, cada vez son más laxas. Esto significa que ya no tiene por qué estar mal vista ninguna de las dos elecciones si se hacen de manera inteligente como la que ha demostrado Tamara Falcó al escoger vestido para acudir al enlace de unos amigos en Sotogrande. 

En este caso, el look de la chef y diseñadora tenía como elemento principal un vestido blanco pero no era ni mucho menos el tono dominante ya que, además de contar con un estampado de flores rojas sobre él, ha sabido centrar la atención en los complementos de esta misma tonalidad para así evitar cualquier connotación negativa.  

Al vestido de escote bardot y falda con volantes en tres capas de Self-Portrait, una de las firmas recurrentes en el armario de Kate Middleton, la hija de Isabel Preysler le ha añadido un cinturón de La nueva Parisien que no solo añade un toque de color al estar confeccionado en rojo, también funciona genial para conseguir un efecto estilizador a una prenda que está concebida mucho más suelta. 

A juego, como decíamos, el otro accesorio que ha aparecido en escena ha sido un bolso tipo limosnera de la marca española Laia Alen y, aunque no ha añadido también a la ecuación unos pendientes y ha dejado su rostro completamente despejado con una pulida coleta baja con raya en medio, sí que ha optado por otro tipo de joyas, un brazalete de oro y unos anillos, todos ellos de Tous

Como ves, el resultado no ha podido salirle mejor a Tamara Falcó, quien ha acudido a la ceremonia de Casilda Aguilera y Yago Antón acompañada de su novio Íñigo Onieva. Por cierto, dice el refranero popular que "de una boda sale otra boda" y, a juzgar por las imágenes que hemos podido ver del enlace en las que se ve cómo ambos recibieron un ramo por parte de los novios, las teorías de un posible "sí, quiero" entre la popular pareja no dejan de sucederse. ¿Se harán pronto realidad?