Rocío Osorno con vestido de Zara Atelier convertido en top. | Instagram @rocio0sorno

El vestido de Zara Atelier con lista de espera que Rocío Osorno ha estrenado con un pantalón

Con un cuerpo naranja plagado de lentejuelas y abalorios al que va unida una vaporosa falda azul petróleo, se trata de una de las piezas más buscadas de la colección.

Julia García

Hace unos días Zara Atelier, la línea más exclusiva de la firma del grupo Inditex, nos sorprendía con el lanzamiento de su segunda colección. Tras el éxito de la primera línea que tomaba el abrigo para reinterpretarlo de una manera diferente, desde un punto de vista más artístico y sofisticado que el habitual de la marca, esta vez los diseños de alta gama y la artesanía exquisita se han centrado en el vestido. Hasta seis modelos diferentes cuidadosamente creados se pueden encontrar en esta cápsula de edición limitada que le da al sello español un carácter mucho más aspiracional. 

Los adornos, los bordados y los tejidos de gran calidad aparecen en cada una de estas piezas cuyos precios oscilan entre los 200 y los 300 euros y son una auténtica joya. Y no lo decimos solo por el que Marta Ortega lució en el desfile que Dior ofreció en Sevilla el pasado mes de junio tipo kaftán con cuello subido y una red metálica superpuesta, sino por el que Rocío Osorno acaba de incluir en su armario

A pesar de que en la tienda online de Zara puede leerse al ir a comprarlo en cualquiera de las tallas el "coming soon" que tanta rabia y esperanza nos genera al mismo tiempo, Rocío Osorno ha podido hacerse antes que nadie con otro de los vestidos de esta colección Atelier. En concreto, con el que es de largo midi y cuenta con una parte superior naranja estructurada tipo patchwork con escote redondo y manga sisa que va repleta de lentejuelas, pequeños abalorios e hilos delicados combinados a contraste.

Un trabajo de bordado de estructura viva que se mezcla con telas florales acolchadas y abstractas y al que se le añade una parte inferior a modo de falda pareo drapeada en color azul acabada en abertura frontal dando como resultado una pieza que es imposible que pase desapercibida.

Y así ha sido, porque desde el mismo momento en el que la influencer ha publicado una galería de fotografías con el vestido puesto el interés por él no ha parado de crecer. Especialmente al ver que la manera en la que la andaluza lo ha defendido no tiene nada que ver con como se propone desde la marca. 

Vestido de Zara Atelier con cuerpo naranja de lentejuelas y falda azul
Zara

La idea de Rocío Osorno que tanto ha gustado a sus seguidoras ha sido la de transformar el vestido en un top y combinarlo con pantalón, una apuesta habitual en ella que siempre le resulta ganadora. En este caso, ella misma ha explicado en sus stories cómo lo ha hecho: "La tela de la falda es muy finita y la llevo hacia un lado para que se vea la lazada con el pantalón", ha contado. 

De esta manera tan sencilla, la instagramer ha logrado que la prenda parezca otra completamente diferente para así exprimir aún más su uso. Un truco del que hemos tomado buena nota por si conseguimos que llegue nuestro turno en la lista de espera.