@rocio0sorno / INSTAGRAM

Un mismo vestido y tres looks diferentes, esta es la propuesta de Rocío Osorno

Si creías que era imposible sacarle tanto partido a una misma pieza, espérate a ver cómo lo ha hecho la 'influencer'.

Tamara Conde

Si hay una 'influencer' que destaca por darle una vuelta completa a los looks y reinventarse con piezas básicas, esa es Rocío Osorno. Ya no solo nos sirve de inspiración a la hora de hacernos con una prenda fichada en Zara o para saber cuáles son las últimas tendencias, sino que la sevillana sabe como sacarle el mayor partido a todas las piezas, sin importar de qué temporada sean, adaptándolas a la época del año y a la ocasión.

Fue hace unas semanas cuando la 'influencer' nos sorprendió con un truco (que no tardó en hacerse viral) con el que le daba una segunda vida a sus vestidos cortos. Se trataba de utilizarlo como top poniéndose un pantalón o una falda por encima de él, ¡y apenas se notaba que era un vestido! Ha sido ahora, que ha vuelto a escoger un vestido corto, esta vez en color azul eléctrico, para sacarle el mayor partido e inspirarnos para que nosotras hagamos lo mismo.

Lo que ha hecho en este caso Rocío Osorno ha sido utilizar este vestido como falda, dándonos tres opciones muy diferentes para poder lucirlo. Como podemos ver en el carrusel de fotos, en la primera de ellas, tiene puesto el vestido tal cual. Con detalles 'cut-out' (que son tendencia total) y unas flores con volumen, la pieza en sí es muy especial, y la 'influencer' lo ha combinado con accesorios en dorado que sientan de maravilla.

- El impresionante vestido con el que Rocío Osorno nos ha demostrado que las lentejuelas también se llevan en verano

- El top de lino de Rocío Osorno que vas a querer ponerte con tus vaqueros favoritos y tus faldas más bohemias

Sin embargo, este vestido tiene otras opciones y es que algo tan simple como una pieza superior de color básico (que todas tenemos en el armario) pueden darle la vuelta al completo. La segunda opción que propone la 'influencer' es con una camiseta blanca ajustada sin mangas. Dejando las flores del vestido al descubierto y con accesorios plateados, ha convertido el vestido en un look de camiseta y falda muy diferente para poder lucir en otra ocasión.

La tercera y última opción tiene de protagonista una camisa, también blanca, con un escote muy pronunciado y un cinturón negro. Al igual que la opción anterior, el contraste del azul con el blanco favorece mucho al tono de piel y, además, es un look que puede servirnos para otra época del año, por ejemplo, primavera u otoño.