Kourtney Kardashian y Travis Barker en su boda en Santa Bárbara. | Instagram @kourtneykardashian

El minivestido de novia de Kourtney Kardashian en su segunda boda con Travis Barker

La pareja ha vuelto a darse el "sí, quiero" en una ceremonia íntima en Santa Bárbara, esta vez de manera legal. 

Julia García

Van ya dos veces que Kourtney Kardashian y Travis Barker se dan el "sí, quiero". Después de anunciar a los cuatro vientos el pasado mes de octubre que estaban prometidos tras solo unos meses de relación, decidieron sorprender al mundo contando que se habían casado la noche en de los Grammy en una capilla en Las Vegas. 

Al parecer, en la madrugada del lunes 5 de abril, poco después de haber asistido a la gala, la pareja contrajo matrimonio en una informal ceremonia que ofició un trabajador vestido de Elvis Presley y en la que ambos lucieron sendas cazadoras de cuero como outfit. "Érase una vez, en una tierra remota (Las Vegas), a las 2 de la mañana, después de una noche épica y un poco de tequila, una reina y su guapo rey se aventuraron en busca de la única capilla abierta con un Elvis y se casaron (sin licencia). La práctica hace que sea perfecto", escribió la mayor de las hermanas Kardashian entonces para aclarar que en realidad no se trataba de una unión legal. 

Apenas un mes después de aquello, Travis y Kourtney han vuelto a sellar su amor, esta vez sí de manera oficial. Con el padre del músico, Randy Barker, y la abuela de la empresaria, Mary Jo Campbell, como únicos testigos, ambos se han casado el 15 de mayo en unas dependencias judiciales de Santa Bárbara (California) y con unos estilismos que por supuesto no han pasado inadvertidos. 

Él con un traje negro de chaqueta de cuello mao abotonada hasta arriba a juego con unos mocasines y ella con unos zapatos de tacón negro y un vestido blanco ajustado corto de tirantes que acompañó de un original velo que quedaba colocado con las mangas por dentro como si de una rebeca se tratara tal y como hemos podido ver en las galerías de imágenes que los dos han compartido en sus redes sociales del feliz momento.

Y como no hay dos sin tres, son muchos los medios que apuntan a que habrá una boda más entre ellos, esta vez sí, repleta de invitados . Al parecer será en Italia y para que esta pudiera celebrarse tenían que estar legalmente casados en Estados Unidos, motivo por el cual han pasado por los juzgados en las últimas horas.