GETTY

Música, cine y otros problemas: así ha escrito Will Smith sus memorias

El protagonista de 'En busca de la felicidad' hace un repaso por su vida, marcada por el maltrato y la constante autoevaluación

Noelia Murillo

Si hablamos de Will Smith nos vendrá a la cabeza una serie de adjetivos, como "atractivo", "exitoso", "divertido" o "feliz". Y es que, desde que se hizo mundialmente famoso gracias a la serie de 'El Príncipe de Bel-Air', el actor siempre ha demostrado tener un carácter envidiable, donde la broma y la risa abunda por encima de cualquier drama.

Leyendo sus memorias, que se publican este miércoles en castellano, nadie diría que se trata del mismo hombre. En 'Will' (Zenith), el protagonista de 'Siete almas' hace un despliegue como pocos se han atrevido de todo lo que le ha hecho aprender en su vida. Desde sus primeros recuerdos hasta la actualidad, recorre algunos de los capítulos más importantes de sus días, la mayoría sorprendentemente marcados por traumas que no ha logrado superar.

Uno de los episodios que ha dado la vuelta al mundo a lo largo de la promoción de este libro es el que hace referencia a un negro capítulo de su historia personal, cuando su padre, "violento y alcohólico" en sus propias palabras, agredió físicamente a su madre cuando Will solo tenía nueve años. Lo hizo con tanta fuerza que su madre se desplomó. Sin embargo, no tuvo el coraje suficiente para defenderla, algo que nunca se ha perdonado.

"Mi padre me daba miedo y también fue uno de los hombres más grandes que he conocido. Era violento, pero no se perdía nuestros partidos ni las obras de teatro. Era un alcohólico, pero se presentó sobrio a los estrenos de todas mis películas", comenta casi al inicio de estas memorias, donde también desvela que Willard Carroll Smith, su padre, fue quien apostó por su carrera musical.

Con episodios como ese abre un debate interno sobre el que reflexionará a lo largo de su biografía, ya que en más de una ocasión el arrepentimiento y el perdón forma parte de sus pensamientos. También lo hace su concepto sobre las relaciones afectivas, ya que repasa cuáles han sido las mujeres de su vida (aparte, por supuesto, de su madre y su abuela Gigi, muy presente a lo largo de 'Will').

-Will Smith explica cómo su hija Willow le cambió la vida

-La dura infancia de Will Smith: arrepentido de no haber podido defender a su madre

Sus parejas han sido el motivo de sus alegrías y sus penas. Tanto que, incluso, el actor llega a reconocer que cuando rompió con su primer amor, Melanie Parker, su autoestima pasó a un segundo plano. "Mi mente en ese momento todavía asociaba el amor con interpretar un papel. Mi amor propio estaba ligado sin remedio a la opinión y al nivel de aprobación de las mujeres de mi alrededor", confiesa.

Es así como, en cierto modo, fulmina su imagen de rompecorazones. No obstante, con el tiempo ha demostrado que ha sido capaz de aprender a ser independiente de las personas que le rodean y es algo que recalca varias veces en sus memorias. Su relación Jada Pinkett-Smith, su actual esposa y madre de dos de sus hijos, Willow y Jaden (el mayor de sus hijos es Trey Smith, más desconocido, fruto de la relación del actor con Sheree Zampino), es uno de los aspectos más destacados de estas páginas. 

En ellas, no falta el momento en que la también actriz de 'Matrix' supo que estaba embarazada de su primer hijo y el modo en que la madre de esta exigió que primero pasaran por el altar. "Jada no creía en el matrimonio convencional y despreciaba los ritos tradicionales. Además, cuestionaba la viabilidad de la monogamia como una estructura que garantizara el éxito a largo plazo de las relaciones de pareja", adelanta Will Smith. Una postura que, por cierto, ha seguido manteniendo a lo largo de sus 24 años de casados.

Asimismo, en esta biografía se incluyen diferentes vivencias junto a sus hijos, con los que siempre ha querido mantener una buena relación de confianza y respeto mutuo. Con Jaden, por ejemplo, ha participado incluso en películas de gran éxito, como 'En busca de la felicidad' o 'After Earth'. También cuenta lo mucho que le ha enseñado su hija pequeña, Willow, que ha demostrado tener gran madurez y en quien, según reconoce el actor, no siempre se ha volcado lo suficiente.

Editorial Zenith

Definitivamente, si hay un motivo por el que leer esta biografía es el de conocer el lado más humano de Will Smith. Como todos, asume haber cometido muchos errores a lo largo de su vida y ahora, con 53 años, solo desea no cometer los mismos fallos. Por eso mismo no es solo un libro apto para cinéfilos: aquí hay mucho más que un actor con una estrella en el Paseo de la fama de Hollywood y está dispuesto a abrir su corazón y confesar todo aquello que le ha hecho convertirse en quien es.