Georgina Rodríguez con el vestido de Jean Paul Gaultier para asistir a Cannes, en la serie 'Soy Georgina'. | Netflix

'Soy Georgina' en 7 frases: "Me gusta mezclar un chándal de 5 euros con mi bolsazo, mis joyas o mis súper sneakers"

Días después de su estreno, el 'reality' de Georgina Rodríguez continúa entre los títulos más vistos de Netflix y ha inspirado 'memes' y aplausos a partes iguales en las redes. Estas frases nos ayudan a entender por qué. 

SILVIA VÁZQUEZ

Desde su llegada a Netflix el pasado 27 de enero, 'Soy Georgina', el documental sobre la 'influencer' y pareja de Cristiano Ronaldo, se ha posicionado como uno de los grandes éxitos de la plataforma en España. Asuntos como la vida a todo lujo, los orígenes humildes o el vestidor de Georgina Rodríguez se han convertido en tema de conversación entre amigas y de debate en las redes sociales. Porque, si algo está claro, es que esta producción no ha dejado indiferente a nadie. 

La posibilidad de despejar incógnitas sobre un personaje tan enigmático como Gio (que así es como se dirigen a ella sus amigos), ya anticipaba el éxito del programa incluso antes de su estreno. Pero lo que nos ha enganchado de estos seis episodios no ha sido (solo) el hecho de ir descubriendo a la mujer detrás de las portadas de las revistas, sino el contraste de una cotidianidad que incluye tanto estanterías repletas de bolsos de Hermès y viajes en jet privado como imágenes poniendo el lavavajillas o quejándose de la falta de señal del wifi en casa. Y todo ello salpicado por algunas frases que ya son historia de la televisión. Repasamos algunas de las más comentadas y esclarecedoras. 

Georgina Rodríguez presenta su reality, 'Soy Georgina', para Netflix. | Netflix

Sobre ella: "No me considero un fenómeno, pero sí una mujer afortunada porque sé lo que es no tener nada y lo que es tener todo". Es una de las cartas de presentación de 'Soy Georgina' y resume con fidelidad el espíritu del 'reality', que enfatiza cómo ha cambiado su vida, antes y después de Cristiano Ronaldo. 

Sobre los viajes: "Ahora puedo viajar a los mejores sitios del mundo sin preocuparme de poder pagarlo o de pagarlo a plazos, pero sigo disfrutando tanto como antes". A lo largo de los episodios, Georgina se mueve con frecuencia entre Madrid y Turín, siempre en el jet privado. Pero además, visita Mónaco (asiste a la Fórmula 1, come con el presidente de Ferrari y conoce a Beatrice Borromeo y a su marido, Pierre Casiraghi "¿Él es príncipe o algo así, no?"), Budapest (disfruta de un partido de la selección portuguesa), Mallorca (el destino de sus vacaciones), Jaca (su ciudad natal, llena de recuerdos), París (tiene una cita en el atelier de Jean Paul Gaultier) o Cannes (asiste al Festival de Cine). "El jet me facilita mucho la vida. Si tuviera que estar tres horas en un aeropuerto con Cris me volvería loca, preferiría no viajar", comenta, además de alabar el trato con la tripulación y su elección de ibéricos para el menú. No es el único medio de transporte que llama la atención: "Yo llegaba al trabajo en autobús y me iba en Bugatti", recuerda de sus primeras citas con Ronaldo

Sobre Cristiano Ronaldo: "Yo de niña soñaba con tener una familia maravillosa, un príncipe azul, y hoy en día la tengo. Con unos hijos maravillosos", asegura en un momento del documental. Y es que, aunque no sale en pantalla todo lo que les gustaría a los más futboleros, lo cierto es que sus apariciones sacan a la luz la faceta familiar de Georgina más que su historia como pareja, de la que aportan ciertos detalles en el primer capítulo. Ella lo describe como "el hombre más seguido del mundo" y en definitiva, la persona que le ha cambiado la vida. Por su parte, el deportista la define como la mujer de su vida y como la mejor madre para sus cuatro hijos.

Sobre la familia: "Me hace mucha gracia que Junior tenga novia. Ya le he dicho que la tengo que conocer y dar el visto bueno. Aunque no voy a ser la típica suegra 'tocanarices'". Como ella misma apunta, la maternidad es un trabajo a tiempo completo y supone "estar preocupada las 24 horas del día". De ahí que los cuatro niños (Cristiano Junior, los mellizos Mateo y Eva, y la pequeña Alana Martina) sean una parte fundamental del programa. Georgina los recoge del colegio, les busca las mejores actividades extraescolares y les trae regalitos de sus viajes. "En casa somos como una familia cualquiera", asegura. 

Imagen del rodaje de
Imagen del rodaje de 'Soy Georgina', el reality de Netflix sobre la vida de Georgina Rodríguez. | Netflix

Sobre las casas: "La primera vez que fui a casa de Cristiano intenté ir a la cocina a por un vaso de agua y no sabía por donde meterme. Tardé media hora en volver al salón porque no sabía cómo volver. Después de medio año viviendo aquí ya ubiqué todos los salones y todo bien". Esta anécdota no solo nos pone en situación sobre la magnitud de la mansión (en pleno proceso de redecoración) en la que viven, sino también sobre de dónde viene. "Mi llegada a Madrid fue tremenda. Estuve buscando muchos pisos baratos. Trescientos euros. Y acabé en un piso que había sido un trastero: un frío en invierno y un calor en verano...", recuerda. 

Sobre la moda: "Me gusta mezclar un chándal de 5 euros con mi bolsazo o mis súper sneakers. Me encantan las joyas con un chándal, que hay que gente que ni lo entiende ni lo entenderá. Pero ya lo harán", asegura Georgina, que también repasa algunas de sus marcas favoritas: "Me encanta Hermès, Gucci, Prada, que es súper femenino. Me encanta Louis Vuitton, me encanta el grupo Inditex, me encanta Decathlon, me encanta Mayoral, me encantan todas las marcas". Y todas ellas tienen espacio en su vestidor. 

Lo que más nos ha gustado del documental de Georgina Rodríguez de Netflix, 'Soy Georgina'

El posado de Georgina Rodríguez en bikini para presumir de embarazo

Sobre la amistad: "Yo siempre intento llevar a todos los viajes a alguna de mis amigas para que puedan vivir un poco de lo que yo vivo". Su grupo de amigos de siempre, 'Las Queridas', son imprescindibles en la trama porque forman parte de la mayoría de sus planes. El grupo al completo disfruta de un viaje inesperado al yate en Mónaco, pero también le ayudan a ordenar su armario o le asesoran a la hora de elegir el modelito para la 'red carpet' de Cannes. "Para mí ser amiga de Georgina es la bomba porque es amiga y, además, tiene muchas posibilidades. Es una amiga con superpoderes", bromea una de ellas. 

Georgina Rodríguez en el Festival de Cannes 2021. | Niviere David / GTRES