GTRES

Victoria Federica, así es la nueva vida de la sobrina de Felipe VI

La hija de la infanta Elena, ha saltado de la alfombra real a la pasarela y ya vive como una 'influencer' 100%.

UXÍA B. URGOITI

Cualquiera que siga la cuenta de Instagram de Victoria Federica, y casi llega ya a los 200.000 seguidores, se habrá percatado de que lleva unas semanas en las que no para. Sus últimas fotos en Ibiza nos han puesto a todos los dientes largos y ha hecho que nuestras ganas de vacaciones se multipliquen por mil. En uno de los últimos post que ha subido, se puede ver a la sobrina del Rey Felipe VI con un 'look' semitransparente, con un peinado de rizos moldeados por la gomina y unos pendientes de brillantes larguísimos. A sus 21 años, mucho a cambiado la hija pequeña Infanta Elena de aquella niña tímida, que siempre llevaba un calcetín rojo en la mano, y que se escondía bajo la sombra de su hermano, Felipe.

El pasado mes de octubre, enfundada en un vestido azul noche de Lorenzo Caprile, Victoria Federica hacía su debut tanto en las redes sociales, ya que hacía pública su cuenta de Instagram, y en una alfombra roja. Desde entonces, su vida ha dado un giro de 360 grados, cogiendo una velocidad vertiginosa que parece que la joven está sabiendo gestionar y que le está llevando por todos los continentes. 

El cuento de esta joven no es de princesas, como sí es el que vivió su tía, la Reina Letizia con su llegada a la Familia Real Española, sino el de 'El patito feo', ese relato escrito por Hans Christian Andersen que narra la transformación de una cría de pato en un espectacular cisne.

Victoria Federica con vestido largo estampado de Notelodigo
Victoria Federica con vestido largo estampado de Notelodigo. | Instagram @vicmabor

Desde que rompiera su relación con Jorge Bárcenas, el pasado mes de mayo, parece que Vic (que es como la llama su entorno) se ha puesto el mundo por montera y no ha parado, llegando a viajar a tres continentes distintos en menos de tres semanas y cinco ciudades en diez días. 

Los datos están ahí. Su agenda está llena de eventos. Desde que comenzó el verano, Vic ha aparecido en nueve citas públicas. Algunas de alto nivel, como la Semana de la Alta Costura de París, industria que ama y conoce bien gracias a la influencia de su padre, Jaime de Marichalar. En la capital francesa disfrutó muchísimo durante el desfile de Dior. Pero también pudo viajar con un grupo de amigas hasta Disney Worl en Orlando, Estados Unidos, dónde pasó una semana disfrutando de su lado más infantil para irse luego a Ibiza, dónde se ha hospedado en los hoteles más de moda, ha cenado en los sitios con más caché de la isla y se ha desplazado en un coche de alquiler cuyo precio ronda los 450 euros diarios. ¡Una vida de verdadera reina del lujo!

Reynaud Julien / GTRES

La joven, dado su número de seguidores ya puede considerarse una 'influencer' 100% y gracias a eso, Vic no acude gratis a todos estos eventos. Ella, además, no solo publica en sus redes sociales, sino que al ser sobrina e hija de quién es, los medios de comunicación la siguen allá donde va. Eso hace que su imagen unida a una marca que celebra el evento tenga un precio elevado.

Para gestionar todas estas cosas, la nieta de la Reina Sofía también tiene un representante, con la que firmó a principios de este año viendo el volumen de trabajo que le está saliendo como prescriptora o generadora de contenidos. La agencia con la que está trabajando es la misma que está detrás de otros nombres grandes en las redes sociales españolas como María Pombo o Laura Matamoros. Se llama Soy Olivia y con ella busca posicionarse entre las primeras del universo 2.0.

Así que la carrera como 'influencer' de Victoria Federica acaba de despegar y tiene toda la pinta de que va a llegar muy alto.