Manicura micro, la tendencia de diseño de uñas para 2022. | Instagram

Manicura minimalista, tus uñas son puro arte

Discreto, pero sofisticado. Así es el diseño de uñas que triunfará este 2022. No solo te encantará el resultado, sino que, además, es bastante fácil hacérselo en casa.

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Está claro que la manicura se ha convertido en un complemento más del día a día. No se trata únicamente de llevar las uñas cuidadas -que también-, sino de convertirlas en la guinda de nuestro look. Últimamente, coincidiendo con las fiestas navideñas, hemos visto cómo el glitter, los dibujitos y los acabados elaborados (como el efecto terciopelo que lució Sara Carbonero) tomaban la delantera. Pero, para alegría de las más discretas, ha llegado el momento de la micromanicura. El “menos es más” se posiciona como la tendencia de uñas más apetecible para copiar en 2022.

Primero por su versatilidad: es perfecta para cualquier ocasión. En segundo lugar, algunos diseños son tan sencillos que se pueden hacer en casa con un poquito de maña y paciencia. Y, lo mejor, tras su simplicidad esconde una gran sofisticación. Por todas estas razones estamos seguras de que no te podrás resistir al nail art minimalista. Si buscas un poco de inspiración, sigue leyendo.

Pura geometría. Una raya y un punto. Estos motivos aparentemente tan sencillos que propone Betina Goldstein, la manicurista reina en Instagram y de celebrities como Dakota Johnson o Zöe Kravitz, se pueden convertir en el detalle que marque la diferencia. Para hacerlos tú misma, no te olvides antes de aplicar una base transparente o nude. Después puedes dibujar la línea central a pulso o colocar un trocito de celo para guiarte. Por último, tienes que crear el punto de color, que puedes hacer con el propio pincel del esmalte. Respecto a la combinación de colores, el blanco y burdeos queda ideal, pero puedes probar con blanco y negro, o dos intensidades de un mismo tono como el verde, azul o naranja. 

Francesa con detalle. La clásica manicura francesa es una de las que, sorprendentemente, más variaciones admite. De hecho, este diseño que para muchas era anodino (o que se relacionaba con las novias más aburridas) se ha convertido en el más pedido en los salones de manicura durante el último año. Una de las versiones más interesantes es sustituir el blanco o nude de la media luna por otros colores como, en este caso, el verde botella. Más ideas: la que vemos en la foto principal del artículo, que combina brilli brilli plateado y negro. Ojo, que para hacerla, primero has de dibujar la línea gruesa con el plata y, cuando esté seca, repasar el borde superior de la uña con el otro tono. Si quieres un extra, añade en el pulgar un detalle como las estrellitas blancas de Melanie Graves (@overglowedit) o un puntito, una cruz, un asterisco... 

Romanticismo chic. Los corazones son uno de los motivos más vistos en los diseño de nail art. Pero si los trasladamos al mundo de la micromanicura tenemos que hablar de unos corazones pequeñitos, sencillos y llenos de encanto. Como estos que hemos encontrado en la cuenta de Instagram de la manicurista Harriet Westmoreland. Al igual que en el resto de dibujos minimalistas resulta esencial contar con una base impecable. Después, solo tienes que dibujar el motivo elegido -apostamos por el corazón, pero tú decides- en la zona de la lúnula, es decir, muy pegado a la cutícula. Si no te ves con destreza para replicar el dibujo en todos los dedos, prueba a hacerlo en solo un dedo de cada mano. Para mejorar el trazo hazte con un pincel de nail art o, si no encuentras, con un pincel de los que se usan para aplicar el eyeliner de gel. Termina siempre con una capa de top coat. 

Rojo + rosa, duo ganador. Si buscas algo más sorprendente, aunque sin perder sutileza, atrévete con esta doble media luna en rojo y rosa. Por complicada que parezca, tranquila, precisa más tiempo y paciencia que maña. Primero tienes que colorear la zona rosada y, una vez que esté seca, aplicar el esmalte rojo. El truco está en crear una plantilla que pegarás en tus uñas para no salirte. Un recurso que los manicuristas suelen recomendar es comprar en una papelería (o en Amazon, por supuesto) arandelas adhesivas y cortarlas por la mitad. Estas pegatinas que hace años nos servían para reparar las hojas de los archivadores se convertirán en tu mejor aliado para crear diseños de estilo minimalista. Eso sí: asegúrate de retirarlas cuando el esmalte está totalmente seco.