Victorio & Lucchino: más tendencia que nunca

Nos invitaron a su taller en Sevilla para conocer su colección de invierno. Allí repasamos sus casi 30 años en la moda y estando a la última.

victorio-pral__8DB7-40A4-98BF-45E52F908E59.jpg

Han vuelto a establecer su taller en la Casa de Velázquez, después de nueve meses en la Isla de la Cartuja –«como un embarazo», bromea José Luis–. «Esta casa nos da buenas vibraciones. Tiene magia, hechizo... Aquí está toda nuestra vida profesional, los casi 30 años que llevamos dedicándonos a la moda.»

Habéis evolucionado, aunque sin perder vuestra esencia: un Victorio Lucchino se identifica fácilmente.

Eso hace que nos sintamos orgullosos. La moda es instinto, arte... No nos gusta simplemente diseñar para vestir. La ropa tiene que tener alma, ser capaz de comunicar y hacer sentir algo tanto a quien lo lleva como a quien lo ve. ¿Nuestro objetivo? Que te pongas un Victorio Lucchino no solo para estar mona sino para comunicar algo, porque en tu conducta y forma de ser te identifi cas con nuestra magia y creatividad.

¿Os lleva eso a manteneros al margen de tendencias?

No, nos infl uyen como a todos. Vivimos en un mundo globalizado y hay algo instintivo e inexplicable que nos hace vislumbrar anticipadamente unas necesidades de cambio: proporciones, largo, colorido... En eso podemos coincidir con otros, pero a partir de ahí, cada uno imprime su estilo propio: una misma tendencia será diferente vista por Armani que por Victorio Lucchino. No es lo mismo vivir en Milán que en Sevilla: tenemos la suerte de haber nacido aquí.

Vuestro espíritu tan andaluz se refleja en las prendas. ¿Habéis tenido que luchar contra el encasillamiento?

Como todos... Igual que a un cantante le piden su gran éxito en cada concierto, a nosotros nos piden el vestido de caracolas. Peor sería no tener algo que te identifi case. Intentamos evolucionarlo, con un corte en el talle, unas mangas diferentes... pero siempre está ahí.

Balenciaga definió al diseñador como a un artista. ¿Sentís vosotros lo mismo?

Un creador de moda necesita las proporciones de un arquitecto, el sentido del color de un pintor, hasta conocer la sintonía como un músico... Sí, claro que somos artistas.

¿Y siempre estáis de acuerdo o repartís las tareas?

No siempre, pero tenemos buen fondo y eso te lleva a no querer ser más uno que el otro, no tener complejos y a sentirte orgulloso de tu compañero. Nos admiramos, nos seguimos sorprendiendo, hemos crecido juntos... Pero lo que tenemos nos lo hemos currado muchísimo.

Parecéis muy diferentes...

José Víctor es vitalista, positivo, jovial... Yo soy más equilibrado y espiritual. Nos complementamos.

¿De dónde procede la inspiración?

¡De la vida! Hay que vivir mucho para crear y nosotros absorbemos ideas de todo lo que nos rodea: películas, cuadros, del campo... La inspiración llega en los momentos de relajación.

¿Tenéis una mujer ideal a la que vestir?

Diseñamos para mujeres sensuales, femeninas, modernas... que no necesitan tener unas medidas perfectas. Hay gorditas que nos encantan.

Habéis dicho: «La moda es una radiografía de la sociedad.» ¿Ha afectado la crisis a vuestros diseños?

¡Hemos descubierto que la colección del verano se parece a una de los 90, diseñada en el marco de otra crisis! Te obliga a aguzar el ingenio: tejidos y materiales menos nobles deben parecer lujosos. Sin duda, la ropa delata el carácter, las costumbres,

la economía y el clima de cada época.

CLAVES DE ESTE INVIERNO

PELO

«El abrigo que lleva la modelo (izda.)es una de las prendas estrella de este invierno... Se lleva mucho el pelo contrastando con texturas suaves y tejidos adamascados.»

ESTILO LENCERO

«Es el más femenino de todos: no hay nada más sensual que la seda, el encaje o la gasa pegada al cuerpo. Y en negro, sin duda; solo o combinado con tono maquillaje, como esta temporada.»

APUESTAS DE ÉXITO

Relojes, perfumes, ropa para hombre y mujer, una segunda línea más económica (VL), complementos, joyas... ¿Qué os queda por diseñar? «Un espacio

urbanístico, con poesía y romanticismo, cálido, con más dosis de humanidad que los espacios funcionales que se llevan ahora.»

HOMBRERAS

«Se impone una silueta estructurada, con hombreras grandes. Pasar de un volumen

de hombros reducido a uno importante es mucho más arriesgado en costura que cambiar largos o colores.»

UN PLUS: JOYAS CON POESÍA

Plata con las filigranas que identifican sus piezas y ágatas naturales definen su colección. «Nuestra principal motivación cuando diseñamos es intentar hacer felices a los demás. Con las joyas resulta muy fácil, porque son un capricho, un sueño... Como a todo lo que hacemos, intentamos trasladar la poesía a cada pieza», afirman Victorio Lucchino. La piedra natural de ágata es la protagonista, y da nombre a su colección de este invierno: «La creamos en plata y con cordón en blanco crudo, para que sea más asequible en tiempos de crisis, sin perder un ápice de creatividad.» ¿Su seña de identidad? Las filigranas, que ahora se trabajan en plata.

Síguele la pista

  • Lo último