Dónde comer las mejores croquetas de Madrid: 5 restaurantes que no te puedes perder

Este clásico de nuestra gastronomía cuenta con verdaderos templos en la capital.

Estos son los restaurantes con las terrazas más bonitas (y románticas) de Madrid

La croqueta es uno de los platos clave de nuestra gastronomía.

Día Internacional de la croqueta. 

/ Istock

Si pensamos en un plato clave en la gastronomía española, es probable que en esta lista no falten las croquetas. Este clásico de nuestra dieta es un auténtico manjar que combina con maestría una cremosa bechamel con una crujiente capa exterior. Además, pese a que a lo largo y ancho de nuestra geografía, encontramos grandes referentes en el tema, en Madrid se ubican algunos de los grandes templos de este delicioso plato. Es más, la búsqueda de las mejores croquetas puede llegar a ser toda una aventura culinaria. Y es que, la capital ofrece una amplia variedad de lugares donde poder disfrutar todo tipo de recetas, desde las más tradicionales a las más vanguardistas y originales. Así que, toma nota, porque aquí te presentamos cinco restaurantes que no te puedes perder si eres un verdadero amante de este delicioso manjar. ‘Bon Appetit!’

Santerra

Situado en pleno barrio de Salamanca, es conocido por tener unas de las mejores croquetas de jamón ibérico de Madrid. De hecho, tienen un premio mundial que así lo acredita. La clave de su éxito está en la calidad de los ingredientes y en la perfección de su bechamel, logrando una textura cremosa que se funde maravillosamente en la boca. El chef Miguel Carretero ha elevado este suculento manjar a otro nivel, convirtiendo este espacio en una parada obligatoria para todos los aficionados a este plato.

Casa Julio

Es uno de esos lugares históricos de Madrid. Fundado en 1921, este bar, ubicado en el corazón del barrio de Malasaña, ha sabido mantener la calidad y la tradición en cada bocado. Sus croquetas de jamón son legendarias, con una bechamel suave y un rebozado crujiente que las convierte en una auténtica delicia. Además, más allá del clásico, ofrece versiones tan llamativas como las croquetas de espinacas y queso azul, perfectas para quienes buscan algo diferente. Su ambiente acogedor y su autenticidad lo hacen un lugar imprescindible para los amantes de las tapas.

Urrechu

Es uno de los grandes referentes gastronómicos del municipio de Pozuelo de Alarcón y, sin duda, de toda España. El chef Íñigo Urrechu ha hecho de la cocina vasca su gran sello pero, entre sus propuestas, no faltan las croquetas de varios sabores, entre las que destacan, especialmente, las de jamón serrano y las de bacalao: son capaces de sorprender y deleitar, incluso, a los ‘foodies’ más exigentes.

Casa Labra

Con más de 150 años de historia, este restaurante castizo es uno de los establecimientos más emblemáticos de Madrid, situado cerca de la Puerta del Sol. Sus croquetas de bacalao son famosas por su sabor y textura, una receta que ha pasado de generación en generación. Es ideal para una parada rápida mientras se explora el centro de la ciudad, ofreciendo un ambiente histórico y auténtico que complementa sus deliciosas croquetas.

En el corazón de la calle Velázquez se ubica este restaurante que sirve las que que muchos consideran las mejores de Madrid. ¿Lo mejor? La cremosidad de la bechamel y el intenso sabor del jamón, que logra una combinación que enamora a todos los paladares. Ofrece un ambiente moderno y acogedor, perfecto para disfrutar de una comida o cena en buena compañía.

Síguele la pista

  • Lo último