GETTY

Kate Bush regresa al número 1 gracias a 'Stranger Things'

La canción 'Running Up That Hill ( A Deal with God)' forma parte de la banda sonora de la serie

Noelia Murillo

Las grandes producciones audiovisuales tienen el poder y la capacidad de convertir en seriéfilos o cinéfilos a generaciones enteras no solo por su reparto de actores, sino también por la atmósfera que crean y esta solo puede venir acompañada de una banda sonora en condiciones. No han sido pocas las veces que la industria ha rescatado himnos de la historia de la música que en su momento de lanzamiento se convirtieron en 'hits' y que, con el paso del tiempo, acaban por desaparecer del imaginario colectivo.

Entre algunas de las canciones que han resurgido gracias a su integración en el conjunto musical de series y películas destacan, por ejemplo, el 'Gotta Get Up' de Harry Nilsson que abruma en cada uno de los episodios de la primera temporada de 'Muñeca rusa'. En el cine, sin ir más lejos, es Martin Scorsese quien se ha encargado de recuperar y revalorizar canciones de diversos artistas aparentemente olvidadas o bien sustituidas por otras canciones que ahora arrasan en las listas de éxitos.

Ahora le ha tocado el turno a Kate Bush, cuya canción 'Running Up That Hill (A Deal With God)' se ha colado en uno de los episodios de la cuarta temporada de 'Stranger Things', en un momento muy concreto de la serie. Es en el que uno de los personajes principales de la serie, Max (Sadie Sink), se da cuenta de que escuchando su canción favorita podrá esquivar y ahuyentar a una de las criaturas más monstruosas del Upside Down.

-Millie Bobby Brown reaparece rubia en el estreno de la cuarta temporada de 'Stranger Things'

-'Stranger Things' y otras series top que llegan en mayo

El pelotazo de esta canción ha sido imbatible ya que, desde su estreno en Estados Unidos hace unos días, esta canción se encuentra entre las más reproducidas de iTunes, mientras que Twitter, Instagram y TikTok se han convertido en las plataformas preferidas por la Generación Z para mostrar este reciente descubrimiento. Sin duda esto ha sido algo que ha sorprendido a todos aquellos que sí conocían a esta misteriosa artista británica, capaz de ofrecer la versatilidad que estética y musical que necesitaba el pop alternativo en la década de los 80.

Una artista inasible, de esas que resultaría imposible nombrar con una sola etiqueta, tiene en su haber innumerables videoclips donde reina el atrevimiento y por los que ahora es considerada icono de culto en su país natal y en Estados Unidos, a pesar de que nunca ha ganado un Grammy ni tampoco forma parte del Rock and Roll Hall of Fame. En concreto, esta canción pertenece al disco 'Hounds Of Love', publicado en 1985, cuyo lanzamiento no pasó desapercibido en ambas cunas de la música.

Ahora sorprende que se encuentre entre los éxitos más escuchados de las listas de plataformas de música en 'streaming' como Spotify, Apple Music o Tidal, pero lo cierto es que antes también la hemos escuchado en otras artistas. Su influencia es clara en figuras emblemáticas como Björk, St. Vincent, Angel Olsen, Tori Amos, Florence Welch y hasta Lady Gaga en sus momentos más 'synth pop'. Esperamos que esto solo sea el inicio de una nueva toma de contacto con sus canciones.