Britney Spears | GETTY

Britney Spears habla sobre el dolor que le provocó su familia y hace balance en su año más importante

La artista asegura que sus padres y hermanos le "avergonzaron y lastimaron mucho" y que ha sido gracias a haber podido ver sus logros por lo que ha podido salir adelante. 

Julia García

El 2021 ha sido un año muy significativo para Britney Spears. Después de mucho tiempo luchando por recuperar el control sobre su vida y su patrimonio ya que ha pasado desde los 26 a los 39 años dependiendo de tutores externos, bien su padre o bien un funcionario del estado de California, la estrella pudo afirmar que es 100% libre. "No puedo creérmelo, es el mejor día de mi vida", afirmó la intérprete de 'Baby one more time' después de que la jueza Brenda Perry determinara el pasado 13 de noviembre que, a partir de ese día, "la tutela de la persona y los bienes de Britney Jean Spears se termina por la presente".

A lo largo de los últimos meses han sido muchas las acusaciones que ha hecho en contra de sus padres y sus hermanos por "herirla más de lo que pudieran imaginar" y viceversa, de modo que ahora que todo parece ir ordenándose en la vida de la cantante, esta ha querido continuar sincerándose sobre lo ocurrido.

Ha sido en su perfil de Instagram donde Britney Spears ha hablado alto y claro sobre el dolor que le provocaron sus seres más queridos: "Honestamente, mi familia me avergonzó y me lastimó profundamente", escribió Spears, y agregó que para superar sus inseguridades fue clave "tocar mi propia bocina y ver mis logros pasados ​​reflejados en mí realmente me ayudó". 

Incide en que "me lastimaban sin motivo alguno" y que por ello entró "en un estado de conmoción" en el que negar lo evidente fue su salida. "Era demasiado para afrontarlo realmente", confiesa. Explica, además que por todo lo sucedido dejó de creer en Dios y que volver a hacerlo y rezar le ha ayudado mucho en este sentido. 

Reconoce Britney Spears que su objetivo para este nuevo año que está a punto de comenzar es "esforzarme un poco más y hacer cosas que me asusten" porque, reconoce, "no soy una supermujer, pero sé lo que me hace feliz y me da alegría y trato de meditar en esos lugares y pensamientos que me permiten experimentarlo", dice en el texto compartido en sus redes a modo de reflexión. 

De momento el 2022 parece que va a traerle muchas cosas buenas a Britney Spears. En el plano profesional tiene ya en marcha un nuevo trabajo discográfico que todo apunta verá la luz muy pronto y, en el personal, el pasado mes de septiembre se comprometió con el modelo y actor Sam Asghari por lo que todo apunta a que habrá una gran boda en los próximos meses.