Woman Business, el podcast de la revista Woman.  | Jorge Arévalo

Marta Caparrós, YouToo Project: “Yo no controlo a mis trabajadores y nos va muy bien. En España hay una gran desconfianza hacia el trabajador”

A los 24 años lo dejó todo y se fue a Australia a trabajar en granjas. A los 25, se le ocurrió empezar a hacer de mediadora local para los estudiantes españoles que querían pasar un tiempo en las antípodas. Ese fue el origen de YouToo Project -una empresa con 80 trabajadores y actividad en más de 10 países-, y de su historia de éxito.

ROSA GIIL

Escucha Marta Caparrós, fundadora de YouToo Project: “Yo no controlo a mis trabajadores y nos va muy bien. En España hay una gran desconfianza hacia el trabajador” en Speaker.

Escucha"Marta Caparrós, YouToo Project: “Nos va bien sin controlar a nuestros trabajadores, en España hay una gran desconfianza hacia el trabajador"" en Spreaker.

A los 24 años, Marta Caparrós sabía que necesitaba un cambio. “Trabajaba en una consultoría de comunicación, tenía que maquillarme y llevar vestidos, y hacía muchas horas por mil euros. Quería cambiar de chip. Y descubrí algo llamado ‘wwoof’, que consiste en irte a Australia y trabajar en diferentes granjas, cuatro horas al día, a cambio de comida y alojamiento. Y me fui. Fue maravilloso y muy duro”. Unos meses después, cambió las granjas por Byron Bay (“me enamoré de la zona”) y el trabajo agrícola por la limpieza de casas. Empezó a compartir en FB fotos de su vida allí: el surf, los delfines, las playas… (“era 2011, no había Instagram”, ríe) y un día uno de sus muchos seguidores le preguntó por los precios de una academia de inglés de la zona. Marta, por hacerle un favor, fue a enterarse y el dueño de la academia le dijo la frase que cambiaría su vida: “Si ese chico viene a clase seis meses, te doy una comisión de 1.000 dólares; y lo mismo por cualquier estudiante más que me traigas”.

Escúchalo también en Spreaker, Spotify, Apple, iVoox, Google, Podimo y Amazon.

Caparrós se dio cuenta de que podía hacer de enlace local para viajeros españoles e invirtió aquellos 1.000 dólares en crear una página web para ofrecer esos servicios. Hoy, 10 años después, tiene a 80 personas trabajando para ella y facilita el “aterrizaje” a viajeros de países como Canadá, Nueva Zelanda, Dubái, Malta, Irlanda, Australia, México, Chile, Colombia o Japón. “Me di cuenta de que mucha gente me llamaba y luego no venía. Y cuando les preguntaba, me decían que les daba miedo ir a Australia. “¿Miedo? ¿Por qué, si estoy yo aquí? Yo te recojo, te acompaño, te ayudo…” Y entonces vi que lo que les asustaba era ese momento de llegar al destino. Por eso tenemos colaboradores que ayudan a los recién llegados con la cuenta bancaria, la tarjeta SIM del móvil, que les organizan unas cervezas, una barbacoa, sesiones de surf o yoga… La creación de esa comunidad en el destino es lo que nos diferencia de la competencia”.

Su idea creció hasta convertirse en YouToo Project, una empresa con 80 trabajadores que sigue en plena expansión y que ha adoptado un sistema de trabajo marcado por la libertad. “No tenemos oficinas, todos trabajan desde casa desde el principio, antes de la pandemia. Mucha gente me pregunta cómo controlo a mis trabajadores, y la respuesta es que no los controlo, cada uno se organiza como quiere y tenemos reuniones, objetivos, estamos conectados… El problema en España, creo yo, es que hay una gran desconfianza en el trabajador. Los jefes quieren verte en la oficina porque no se fían de ti. Pero a nosotros nos va muy bien así”.

El público objetivo de YouToo es joven, entre los 18 y 30 años. “El perfil típico es una persona que acaba de terminar la carrera y necesita aprender inglés. Pero también vienen chicos y chicas que acaban de terminar el instituto, y gente mayor”. Según Marta, pasar unos años fuera de España es una experiencia que todo el mundo debería tener. “Hay un momento en que todo el mundo te pregunta qué quieres hacer en la vida y tú no tienes ni idea. Y ahí, salir de tu zona de confort, alejarte de tus padres y vivir una experiencia lejos es tremendamente enriquecedor, es crecer muchísimo a nivel personal. Ojalá yo lo hubiera hecho antes”.