Paula Echevarría, lista para una Navidad familiar y casera con este pijama de raso y la lencería cómoda y sexy de Intimissimi. | Bernardo Doral

Paula Echevarría: "Ser madre a los 43 es una pasada y se puede disfrutar igual o más"

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, la actriz muestra su faceta más familiar y nos habla de maternidad y autocuidados mientras luce las prendas más apetecibles de lo nuevo de Intimissimi. 

Redacción: SILVIA VÁZQUEZ | Estilismo: MARTA LASIERRA | Fotografía: BERNARDO DORAL | Vídeo: CARLOS CÁCERES | Producción: ARÁNZAZU GARCÍA

Cercana, profesional y muy divertida. Así es Paula Echevarría en las distancias cortas y así nos lo demuestra cuando habla con pasión de su trabajo, sonríe al mencionar a sus hijos (Daniella de 13 años y Miki de 7 meses) o defiende con estilo la colección navideña de lencería y 'homewear' de Intimissimi. ¡Pura energía! 

Hace solo unos días regresabas a la alfombra roja en los Premios Woman Planet, ¿tenías ganas de volver a los eventos?
Sí, la verdad es que no eres consciente de lo que lo echas de menos hasta que vuelves a pisar ahí y ves que te sientes bien y que en el fondo tenías muchas ganas de que todo se reactivara.

¿Qué te pasa por la cabeza cuanto tienes un aluvión de flashes cayendo sobre ti?
¡Nada! Al estar pendiente de todos los fotógrafos, voy viendo caras, saludando... pero no me da tiempo a pensar demasiado.

Hoy también posas ante la cámara, pero con las piezas de Intimissimi. ¿Supone un reto estar en lencería frente al objetivo?
En este caso, después de un postparto, quizás esté un poco más vulnerable a lucir el cuerpo. Hace siete meses que he tenido a mi hijo y, aunque he vuelto más o menos al peso de antes del embarazo, todavía hay zonas, como la tripa, que no están en el mejor estado. Pero con tranquilidad, ¡no me machaco por ello! Creo que mi cuerpo ha respondido muy bien y bastante ha hecho: he tenido un embarazo envidiable y sin riesgos que me ha permitido estar activa, y un postparto que, al mes de dar a luz, las valoraciones eran como si nada hubiera pasado en mi cuerpo. No puedo pedirle más.

El body de lúrex de Intimissimi que lleva Paula Echevarría sorprende por el 'escotazo' de la espalda. | Bernardo Doral

En un año en el que la salud mental es, por fin, noticia, ¿qué haces para cuidar la tuya?
Creo que es algo que va con los caracteres o con la forma de ser de cada persona; yo intento sacar la parte positiva de cualquier cosa, ver el vaso medio lleno, y supongo que esa actitud me salva en muchas ocasiones cuando ni siquiera sé que me está salvando de algo.

¿Y para cuidarte físicamente?
En ese sentido ha sido un año muy importante porque engordé 25 kilos en el embarazo y justo antes había dejado de fumar y había cogido otros 8 kilos, entonces la suma final era bastante importante. Pero voy por muy bien camino. Antes era la persona menos 'healthy' del mundo y ahora he cambiado mis hábitos por completo: como bastante sano, bebo bastante sano, hago deporte, me hago tratamientos... y la verdad es que todo junto funciona.

Hablando de autocuidados, ¿qué haces cuando quieres dedicarte un ratito para ti?
Como me paso la vida rodeada de gente (mis dos hijos, mi chico, mis padres, mis amigos, las personas del trabajo...), para mí, dedicarme un rato es estar sola. Ahora estoy más tranquila porque estoy sin trabajar, pero en las épocas de vorágine necesito mis 15 minutos de paz, en silencio, sola en casa; me sirve para recolocar todo en la cabeza y ordenar mi día siguiente.

¿Tienes ganas de volver al set de rodaje?
Muchas, pero rodar me quita mucho tiempo. Con Daniella estuve todo su primer año de vida con ella para no perderme nada: sus primeros pasos, el día que se quedó sentadita sola, el día que le salió el primer diente... y con Miki me pasa exactamente lo mismo y, ya que puedo tomar esa decisión, me apetece hacerlo. 

Paula Echevarría, sexy y divertida con la bata de encaje y el conjunto de lencería de Intimissimi en el Hotel Wellington.  | Bernardo Doral

¿Es un reto ser mamá con 43 años?
Creo que hoy en día todavía es noticia, pero que cada vez la tendencia va más hacia ahí porque para las mujeres nuestra vida como independientes es mucho más importante. Antes el patrón era: naces, creces, te casas, tienes hijos y te dedicas a tu marido. En los últimos años ha cambiado y es después de encontrar nuestra comodidad propia, cuando empezamos a pensar en todo lo demás. Por suerte o por desgracia, la tendencia va a que cada día seamos madres con edades más avanzadas, pero vamos, que yo que he sido madre a los 43 te digo que es una pasada y que se puede disfrutar igual o más si el reloj biológico te lo permite, y hoy día existe la congelación de óvulos, que me parece el invento del siglo.

Estás viviendo dos maternidades muy diferentes: una hija casi adolescente y un bebé, ¿qué te aporta esta experiencia?
Pues tengo a una ya pidiéndome salir los fines de semana y al otro llorando porque quiere comer y no sabe decírmelo. Es chocante, pero me imagino que menos laborioso que si tuviera a dos pequeños o a dos adolescentes a la vez. Me parece mucho más complicado quienes tienen a los hijos muy seguidos, porque tienes dos que te demandan constantemente y cuando crecen dos que te ignoran completamente. 

Además de tu familia, ¿qué te hace feliz en estos momentos?
Las cosas más pequeñas del día a día: hacer un plan en domingo con mis dos hijos y mi chico, salir de compras, quedar a comer con mis amigas entre semana... esas pequeñas pinceladas de vida son las que me van recargando de energía. 

Puede que la pandemia haya impulsado ese tipo de mentalidad...
Yo ya era así antes soy muy cuadriculada pero a corto plazo, no tengo unas metas a largo plazo y eso siempre me ha permitido disfrutar mucho del camino, tanto en la vida personal como en la laboral. Todo depende del ojo con el que se mire, de lo que tú pides y de cuál sea tu baremo de la felicidad. 

Se acercan las Navidades. ¿Qué planes tienes este año?
Más o menos como todo el mundo: pasar tiempo en familia, que es lo que piden estas fechas y llevo sin ir a Asturias desde el verano, así que tengo muchísimas ganas de verles a todos. Supongo que nos dividiremos mitad allí y mitad en Madrid. 

¿Algún deseo para despedir el 2021?
¡Salud! Siempre pido lo mismo y, déjame tocar madera, porque lo bonito es que estemos todos alrededor de la mesa y que volvamos a estar todos juntos el año que viene.

El jersey de lana y seda de Intimissimi es perfecto para un look navideño diferente, palabra de Paula Echevarría. | Bernardo Doral

Fotógrafo: Bernardo Doral
Estilismo: Marta Lasierra
Looks: Intimissimi
Peluquería y maquillaje: Miguel Alvarez (TEN Agency) para YSL
Fashion Film: Carlos Cáceres
Asistente de estilismo: Begoña García Areces
Asistente de fotografía: Luis Spínola
Redacción: Silvia Vázquez
Producción: Aránzazu García
Agradecimientos: Hotel Wellington