Tamara Falcó regresa a los felices años veinte con jacquard y turbante

La marquesa de Griñón ha viajado a Praga junto a su pareja, Íñigo Onieva, y ambos han estado presentes en una fiesta temática inspirada en la década de los años 20

Tamara Falcó con un vestido de lentejuelas de Pedro del Hierro
Pedro del Hierro

El comienzo del ya no tan nuevo año 2023 es bueno para cualquiera que tenga la oportunidad de viajar y cumplir sus sueños con esas travesías. Es lógico concluir, entonces, que Tamara Falcó se encuentre en uno de los momentos más felices de su vida, cuando ha vuelto a darle una oportunidad al amor cuando todo el mundo creía que eso no podía suceder. Pero, ya lo dijo en el plató de 'El Hormiguero', que la magia de la Navidad siempre se ha presentado como la mejor de las excusas para creer y perdonar... y así ha sido.

La hija de Isabel Preysler comenzó este año con un impresionante viaje al Polo Norte, gracias al cual no solo consiguió despejar la mente y disfrutar de su pareja, Íñigo Onieva, sino también alejarse del foco mediático que rápidamente se echaría sobre ella para conocer los motivos de su reconciliación con el empresario. Tal y como contó en su contó en su momento y demostró con las imágenes de la aventura que compartió, se notaba que Tamara seguía con ganas de explorar nuevo mundo y así lo ha vuelto a hacer. Esta vez, en Praga.

Tamara Falcó en su viaje a Praga
Instagram

Para continuar el mes de enero por todo lo alto, la colaboradora del programa de Pablo Motos ha volado hacia esta ciudad europea para vivir su viaje más romántico hasta la fecha. Si bien han dedicado poco tiempo a este viaje, que apenas ha durado un fin de semana, nadie podría dudar de lo mucho que lo han disfrutado gracias, en parte, a una fiesta temática inspirada en los años 20. Gracias a ella, hemos podido ver a Tamara con uno de sus mejores looks, y para muchas el favorito hasta la fecha, en un tono anaranjado.

Se trata de un diseño midi, ceñido al cuerpo, pero con una favorecedora caída que, si bien marca sus cuervas, deja a la imaginación buena parte del resto de su cuerpo. El vestido, satinado y con estampado jacquard, dispone de manga larga, una amplia abertura en la espalda y lo que parece una lazada en la parte delantera. De ese modo, Tamara Falcó ha demostrado poder ir a una fiesta temática sin caer en el típico disfraz, sino apostando una vez más por la moda y su inconfundible buen gusto.

Tamara Falcó en su viaje a Praga
Instagram

Lo mejor de todo es que esta recreación ha contado con todo lujo de detalles y, como era de esperar, no ha faltado el turbante que habitualmente lucían las mujeres de esta época, muchas de ellas con las famosas plumas de charlestón en la cabeza. Tamara Falcó, en cambio, se ha decantado por un turbante en color blanco, a juego con su maxi abrigo, con brillos en la parte central dispuestos de forma vertical. ¡Sensacional!

Síguele la pista

  • Lo último