Leandra Medine (Man Repeller) ha diseñado una colección de zapatos para Net-a-Porter. | @netaporter / INSTAGRAM

La colección de zapatos de Man Repeller que tu novio odiará

Leandra Medine ha diseñado una colección de zapatos que va a conseguir conquistarte. 

Aida Ortega | Woman.es

Hay ciertas tendencias de las que los chicos huyen. Y de todas ellas, una indiscutible abanderada que ha creado un imperio de las modas más locas y excéntricas. Hablamos de Leandra Medine, la neoyorkina que se esconde tras el pseudónimo de Man Repeller. El nombre (bastante explícito) de su blog, es una ventana a la diversión. A la naturalidad y a atreverte con lo que te gusta sin importar las miradas indiscretas. Una aventura que comenzó en 2010 cuando su novio la dejó por su arriesgada forma de vestir y que hoy es, no solo un estilo de vida, sino una empresa que genera cuantiosas ganancias a su creadora.

Millones de seguidores la avalan, y su equipo es el artífice de una de las páginas webs más seguidas del momento. Ahora, además, Leandra se une al mundo del diseño con una colección cápsula de zapatos para el portal de venta de lujo online Net-a-Porter. Y como era de esperar, sus diseños son llamativos, coloridos y no pasan desapercibidos.

Objetos de deseo que incluirás en tu lista de regalos y que tu chico jurará no comprarte. Suerte que ya no les necesitamos para poder hacernos con uno de estos zapatos. Mocasines en color rosa, botines dorados, plataformas con estrellas o bailarinas destalonadas. Diez pares de zapatos dignos de una Man Repeller, y que se adaptan a cualquier situación y momento del día. Desde una jornada de trabajo a una noche de fiesta sinfín. Los precios van desde los 275 hasta los 675 euros. Se venderán en exclusiva online en Net-a-Porter. Además, estos zapatos cuentan con originales nombres como: 'Lol If You Think I’m Walking' (Me río si te crees que voy a caminar) o 'I'm Really Here To Party' (Estoy aquí por la fiesta). "Los zapatos son un accesorio muy deseado para las mujeres. Son una manera sencilla de sentirse bien solo mirando hacia abajo", asegura Leandra Medine.

Puede que los hombres empiecen a huir y alejarse, pero nosotras queremos un par de estos zapatos.