Natalie Portman en el estreno de Pachinko en Los Ángeles. | Gtres

Natalie Portman nos recuerda todo lo que el rojo puede hacer por nosotras

El estreno de Pachinko en Los Ángeles nos ha servido para corroborar el poder de este color sobre nuestro estado de ánimo. 

Julia García

El 25 de marzo llega a la plataforma Apple tv+ Pachinko, una serie de 8 episodios basada en la aclamada novela homónima de la escritora Min Jin Lee que cuenta el viaje de una familia coreana que se muda a Japón en un período de ocupación del país de la entonces Corea unificada y su participación en la Segunda Guerra Mundial. Con motivo del inminente estreno, en Los Ángeles ha tenido lugar la premiére de esta ficción a la que han acudido los responsables de este proyecto además de estrellas de Hollywood como Natalie Portman

La actriz de origen israelí no ha querido perder la oportunidad de aparecer ante el photocall y gracias a eso hemos podido disfrutar de su look, uno aparentemente sencillo compuesto por un conjunto de intenso rojo compuesto por un minivestido de escote corazón y una blazer colocada estratéticamente sobre los hombros que no por ser de tintes clásicos no merece la pena ser destacado.

Y es que si algo nos ha recordado el impecable estilismo de la intérprete es lo mucho y bien que puede hacer un color cargado de simbolismo como este por cualquiera de nosotras. 

Natalie Portman con look en rojo compuesto por minivestido y blazer
Natalie Portman con look en rojo compuesto por minivestido y blazer. | Gtres

- Natalie Portman y sus amigas fundan un equipo de fútbol femenino

- El truco de Natalie Portman para los escotes de vértigo

- No exageramos, este es el look más impresionante de Natalie Portman

Con un espacio privilegiado en cualquier armario, el rojo siempre es garantía de éxito cuando el objetivo es empoderarse y llenarse de energía. Es sinónimo de pasión, de valor, de fuerza, de intensidad, de ahí que sea uno de los grandes recursos sobre la alfombra roja. De hecho, la propia Natalie Portman ha recurrido a él en numerosas ocasiones, entre ellas en la gala de los Oscar del 2012, en el Festival de cine de Cannes de 2010 o anteriormente en el 2002 a su paso por la séptima gala de los Premios Nacionales de Arte en Nueva York. 

Resulta imposible resistirse a esta tonalidad en grandes eventos –es uno de los preferidos en los looks de invitadas a bodas, por ejemplo– pero también en el día a día por esa capaz de emocionarnos que tiene y, por lo tanto, de hacernos sentir mejor.

Por si acaso nos faltaba algún motivo para probar suerte con el rojo no hay que olvidar lo favorecedor que resulta en cualquier ocasión y, por tanto, el atractivo que aporta a quien lo lleva puesto. Gracias Natalie por el empujoncito que necesitábamos para lucirlo de nuevo.