Ana de Armas en el estreno de The Gray Man. | Gtres

Ana de Armas y su oda a los metalizados en el estreno de su película para Netflix

Con un vestido de Louis Vuitton que jugaba con los puntos de luz, la actriz ha deslumbrado junto a Ryan Gosling y Chris Evans en la premiére de The Gray Man

María Aguirre Álvarez

Mientras esperamos con ansia la llegada de Blonde, el biopic sobre Marilyn Monroe dirigido por Andrew Dominik en el que Ana de Armas se mete en la piel de la rubia más famosa de la historia del cine, la actriz ha presentado su última película: The Gray Man. Una adaptación de la novela homónima de Mark Greaney a cargo de los hermanos Russo en la que comparte cartel ni más ni menos que con Ryan Gosling y Chris Evans y que cuenta la historia de un agente de la CIA que después de escapar de prisión es perseguido por todo el mundo por un ex-compañero que trata de acabar con él.

Netflix ha conseguido reunir a estos tres pesos pesados de Hollywood en una misma cinta a pesar de los múltiples proyectos profesionales de cada uno, ya que hay que recordar que Gosling está inmerso en el rodaje de Barbie junto a Margot Robbie mientras que Evans acaba de prestar su voz a Lightyear, la cinta animada de Pixar sobre el personaje de Toy Story Buzz Lightyear que ha llegado a los cines este verano y De Armas tiene la cintada Blonde pendiente de estreno en septiembre por lo que el haber podido juntarles en la pantalla ya es motivo de celebración. 

Ryan Gosling, Ana de Armas y Chris Evans en el estreno de The Gray Man
Ryan Gosling, Ana de Armas y Chris Evans en el estreno de The Gray Man. | Gtres

Mucha era la expectación que se había generado en torno a la premiére mundial celebrada en Los Ángeles de la película que en España ha sido traducida como El agente invisible y el estilo de sus protagonistas. Especialmente el de Ana de Armas que ha hecho con su look una auténtica oda a los tonos metalizados gracias a un vestido firmado por Nicolas Ghesquiére para Louis Vuitton que juega con los puntos de luz de manera maravillosa. "Quería que las prendas fueran como reflejos, un punto de contacto entre la luz y las personas", dijo el creador tras el desfile sobre la colección crucero a la que pertenece la prenda lucida por la intérpete. 

Ana de Armas con vestido de Louis Vuitton
Ana de Armas con vestido de Louis Vuitton. | Gtres

Con un body de lentejuelas con finísimos tirantes y escote en pico al que iba unida una falda larga de la que nacían tiras con diferentes formas geométricas que en cierto modo también recordaban a escamas, todo en color plata, el vestido resultaba hipnótico. 

Solo ha necesitado Ana de Armas como compañeros de estilismo unas sandalias de tacón finas plateadas también de Louis Vuitton y unos pendientes de diamantes de Fred Leighton que añadían aún más luminosidad al rostro de la cubana que había sido maquillado para la ocasión en tonos rosas con párpados brillantes y labios con efecto satinado.