Nuria Roca sonríe a la primavera con un vestido midi bordado 'made in Spain'

La colaboradora ha vuelto a llevar una prenda de Michonet.

Nuria Roca, con un vestido con bordados de Michonet
EL HORMIGUERO

Parece que la primavera nos está dando la tregua que necesitábamos para aprovechar las buenas temperaturas y disfrutar de esa parte de nuestro armario que empieza a asomarse conforme brilla el sol y regresa el calor. Menos mal, porque mayo es el mes de los eventos, una fecha perfecta para llevar looks de invitada cómodos, frescos y elegantes.

Nuria Roca ha decidido añadir la palabra 'original' a esa misma frase con uno de sus últimos estilismos, que ha llevado este jueves para formar parte de la mesa de debate habitual de 'El Hormiguero', donde participa junto a Cristina Pardo, Pablo Motos, Juan del Val y Tamara Falcó. En este caso, la marquesa de Griñón ha elegido una combinación clásica y bicolor, depositando toda su confianza en la combinación de blanco y negro.

Mientras, la también presentadora de 'La Roca' se ha decantado por colores vivos y bordados con un vestido midi perteneciente a la nueva colección de Michonet, la marca 'made in Spain' que ya ha lucido en otras ocasiones, especialmente en la temporada de otoño invierno. Uno de los aspectos que definen a esta firma es la confección de sus prendas a todo color, tal y como vimos a principios de diciembre con un jersey bordado con los colores de la Navidad o hace apenas un mes con un jersey zigzag ajeno a la monotonía.

Y es que, como ya venimos viendo desde hace tiempo, la presentadora suele apostar por los estampados y la unicidad, dos características que no han faltado en este vestido midi. De tipo camisero, este vestido se caracteriza por su manga abullonada francesa y una hilera de botones plateados que recorren su figura desde el cuello hasta el final. También por sus intensas tonalidades, con colores rojos, verdes, amarillos y rosas a lo largo y ancho de la prenda.

Nuria Roca, con un vestido con bordados de Michonet
@nuriarocagranell

No obstante, si hay algo que hace aún más especial este vestido, entallado y ajustado a las caderas, son sus bordados florales sobre fondo naranja. Este último es un color difícil de llevar, pero la colaboradora ha demostrado tener mucho estilo y actitud para lucirlo y convertirlo en el objetivo de muchas para las bodas, bautizos y comuniones que están al caer este mes de mayo.

Finalmente, para complementar el aire tribal de la prenda, ha elegido unas sandalias de tacón con tiras anchas y puntera abierta, combinadas con un cierre alto a la altura de los tobillos, en color marrón. Las tonalidades tierra del verano han llegado para quedarse y, ¿qué mejor que con un vestido sencillo, diferente y tan personal? Lástima que aún no se haya colocado en la página web de la firma para ir ojeando cuándo hacernos con él.

Síguele la pista

  • Lo último