Tú también puedes

Aprovecha este verano y lánzate a estudiar o a trabajar fuera de España. Te damos las mejores pistas para que encuentres las ofertas, los mejores destinos, qué redes sociales utilizar, cómo acceder al empleo público... ¡Apunta!

M. Victoria Aroca

01 Difícil decisión. Da igual el motivo: no estás satisfecha con tu trabajo, tu salario te parece ridículo, no llegas a fin de mes o estás en el paro. Las razones pueden ser muy variadas pero lo más importante es que has llegado a la conclusión de que hay que probar suerte en el extranjero, intentar conseguir trabajo en algún país, tal vez económicamente más próspero –como Alemania, Suiza, Suecia, Finlandia, Holanda, Estados Unidos, Canadá o Noruega–. Dejar tu país no es una decisión fácil y para ello se requiere valentía y muchas ganas de salir adelante

02 ¿A dónde ir? El destino es una decisión importante. ¿A dónde no ir? Irlanda y los Países Bálticos (Estonia, Letonia y Lituania) han triplicado su tasa de paro en los últimos años, así que descártalos. Sin embargo, los Países Bajos, Austria, Chipre y la República Checa han bajado sus tasas por debajo del 6%. ¡A por ellos!

03 Originalidad. Tiene que ser una premisa en tu aventura de trabajar en el extranjero. Hay que buscar ideas novedosas, algo que no todo el mundo esté haciendo y ofrecer a las empresas algo distinto o bien dirigirse a sectores nuevos como ciencias del mar, energías renovables o ‘coaching’. Eso sí, ármate de paciencia porque la gestión lleva varios meses.

04 Ofertas. Encontrar una oferta en la que podamos encajar es tan solo el 10% de la tarea. Lo más difícil es ser seleccionadas y poder resolver todo el papeleo. Como hay que empezar por algo, te damos las mejores webs: www.monster.es; www.intljobs.org; www.jobware.com; www.jobsabroad.com; www.infoempleo.com; www.internationaljobs.com; www.careerbuilder.com; www.jobsite.co.uk. Preguntar en la embajada, consulado o la cámara de comercio del país al que queremos ir a trabajar también puede funcionar. Hay que intentarlo todo.

05 Redes sociales. Al igual que una ya no es nadie si no está en Facebook o Twitter, no está de más tener un perfil actualizado en redes sociales de carácter profesional. Las más influyentes son Linkedin (www.linkedin.com) y Xing (www.xing.com). Por supuesto, conviene entrar cada día para ver correo y actualizar datos.

06 Empleo público. La Red EURES conecta los diferentes servicios públicos de empleo de los países de la Unión Europea. Está constituida por un equipo de unos 500 euroconsejeros cuya única labor es asesorar y orientar a los interesados sobre cómo optar a una oferta de empleo en el extranjero. Un buen comienzo de búsqueda sería visitar la página http://europa.eu/quick-links/ job-seekers/index_es.htm

07 Trabajar en verano. Ni qué decir tiene que los trabajos temporales suelen estar peor pagados que los indefinidos, pero nos compensan otros pluses como aprender un¡ idioma o conocer un país. Hay excepciones: ser camarera en un chiringuito de playa 12 horas al día o participar en la vendimia en Francia, por ejemplo.