¿Por qué seguimos celebrando (y criticando) el éxito de 'Girls'?

Lena Dunham creó uno de los personajes más queridos y odiados de la historia

Las cuatro actrices de 'Girls'
IMDB

Son muchas las ocasiones en las que valoramos el paso del tiempo por los aniversarios de las series y películas que nos han acompañado en nuestra vida y 'Girls' es una de las producciones que ha sabido mantenerse en la línea de la realidad a pesar de haber nacido hace ya una década. Fue el 15 de abril de 2012 cuando esta serie llegó a HBO (ahora HBO Max) con la intención de posicionarse como el mejor retrato de la cultura 'millennial'... y lo hizo.

Esta ficción creada y protagonizada por Lena Dunham, que entonces era una práctica desconocida (a excepción de una película con la que debutó en el festival SXSQ, 'Tiny Furniture') y que la catapultó hacia un extraño éxito del que hoy aún queda rastro en otras series de renombre. Rápidamente, sus protagonistas, Allison Williams, Jemima Kirke, Zosia Mamet y Lena Dunham, se convirtieron en objeto de odio precisamente porque llevaron frente a las cámaras los problemas que todos los jóvenes del momento tenían y no querían reconocer.

Las cuatro actrices protagonistas de 'Girls'
IMDB

Esto sucedió porque, al contrario que otras series protagonizadas por mujeres como 'Gossip Girl' o 'Sexo en Nueva York', en 'Girls' las carencias afectivas no se maquillaban con lujo y 'Cosmopolitans', sino todo lo contrario. A lo largo de los episodios de sus seis temporadas, emitidas hasta 2017, generó mucha polémica por la forma de ser poco envidiable de sus protagonistas, especialmente de Dunham. Esta era rara, caprichosa, egocéntrica, egoísta y narcisista y, en muchas ocasiones, no se sabía si lo que se estaba viendo era una autobiografía de la propia actriz o un personaje inventado. Los límites de la realidad y la ficción siempre fueron el punto fuerte de esta serie.

De ese modo, en esta producción se convirtió lo banal en algo absolutamente ordinario y fue de las primeras, por no decir que fue la pionera, en poner el foco en las relaciones sentimentales menos glamurosas. Al igual que con Mr. Big y Carrie Bradshaw, entre Hannah (Lena Dunham) y Adam (un jovencísimo Adam Driver) también existían las montañas rusas emocionales, pero en ellas se refleja también el paso del tiempo y la transformación natural de las etapas vitales. Por eso, tan pronto la pareja habla de sexo anal como se pasa al romanticismo o la madurez de independizarse juntos. Hay espacio para todo y no solo para lo bonito o estrictamente normativo.

Lena Dunham y Adam Driver en 'Girls'
IMDB

Porque con unos personajes tan diferentes a los ya conocidos, esto es, desagradables y feos pero, a la vez, reales y humanos, lo que realmente importa es el camino recorrido y no tanto el punto final de este. Por ese motivo no importa tanto que la amistad entre estas cuatro chicas termine de aquella manera al cierre de su último capítulo, ni que el trabajo que parecía ser soñado se convierta en un tostón infumable por el que sus protagonistas han perdido parte de su tiempo y de su vida luchando. ¿Acaso no es así como funciona la vida?

Síguele la pista

  • Lo último