Los mejores tratamientos para cada tipo de cabello

Woman.es

1. Cabello fino. “Mi cabello es fino, ondulado y se me enreda con facilidad , sobre todo mientras duermo. Me levanto con auténticos nudos.” (Natalia, 31 años) Solución: «Este cabello necesita una buena hidratación que le aporte suavidad», aconseja el peluquero Lluís Llongueras. «Recomiendo aplicar un acondicionador antes de lavarlo, para que no se enrede durante ese proceso; después del lavado, sustituir el acondicionador tradicional por otro que se aplique con el cabello húmedo pero sin aclarado. Para que el suplicio de desenredar el cabello por la mañana no te quite el sueño, prueba a extenderte un tratamiento nocturno que lo regenere y nutra. Y toma nota de un truco que te resultará útil: cepíllate bien el pelo antes de meterte en la cama y hazte dos trenzas, muy sueltas y sin sujetar. Te levantarás con ellas deshechas pero con el pelo menos enredado… y con unas ondas muy bonitas.»

2. Cabello seco . “Tengo mucho pelo, fuerte y seco, y aunque lo hidrato, parece áspero y se me encrespa mucho.” (Laura, 37 años) Solución: «Es el diagnóstico más habitual en los salones de belleza en la actualidad, debido a que las agresiones químicas (color) y mecánicas (secadores y planchas) vuelven el pelo más frágil y encrespado», dice Carlos de Hoyos, director de educación de Redken. Esta firma acaba de presentar el tratamiento de choque Real Control (15 €), en salones de peluquería: «Es una terapia en cuatro pasos que nos permite recargar de nutrientes y proteínas la capa más interna del cabello, el córtex, hasta el que se llega gracias a un proceso de cauterización.» El resultado es un cabello suave y manejable, pero con cuerpo, sin resultar lacio. Ideal para lucir las melenas con volumen que se llevan este otoño.

3. Caída. “En el cambio de estaciones, sobre todo en otoño, se me cae muchísimo el pelo”. (María, 42 años) Solución: «En general, nos alarmamos con mucha facilidad: que se pierdan cientos de cabellos al día entra dentro del proceso de regeneración natural del cabello», afirma la Dra. Aurora Guerra, jefa del departamento de Dermatología del Hospital Doce de Octubre. En cualquier caso, para prevenir el aumento de la caída en otoño y primavera, los expertos recomiendan un tratamiento de doble acción: externa, mediante la aplicación de ampollas sobre el cuero cabelludo, e interna, con complementos nutricionales. «Se trata de aportar al organismo vitaminas y minerales que favorecen la vitalidad y el crecimiento, como el zinc, que estimula la formación de queratina (la proteína constituyente del cabello), vitamina B y hierro », señala Mari Luz García Toro, de Laboratorios Arkopharma. Para intensificarlo, se recomienda un tratamiento de ampollas que actúa sobre el folículo piloso y activa la circulación del cuero cabelludo: «El aminexil es el ingrediente que los dermatólogos consideramos más eficaz», dice la Dra. Guerra. «Si la caída es persistente, una analítica descartará problemas como una anemia o una carencia de vitaminas.»

4. Cabello graso. “Me lavo el pelo todos los días porque tengo la raíz grasa, sin embargo, las puntas están secas y ásperas... ¿Cómo debo actuar?” (Eli, 30 años) Solución: «Es la consecuencia de un cuidado erróneo del pelo graso», dice Lorena Morlotte, que se ocupa de la melena de numerosas ‘celebrities’. Según ella, hay que desterrar dos falsos mitos: «Uno, que el pelo graso no necesite acondicionador. Hay que aplicarlo igualmente, pero siempre de largos a puntas, para lucir una melena sana y brillante. Dos, que lavarlo todos los días perjudique al cabello: hay que lavarlo cuando esté sucio, y si eso es a diario, también.» La proliferación excesiva de las glándulas sebáceas es la causa fundamental del cabello graso, que padece una de cada cuatro españolas, según la última encuesta de L’Oréal. Para atenuar sus efectos, Lorena aconseja adquirir unos hábitos cosméticos y dietéticos saludables: «Evitar el abuso de fritos, chocolate, embutidos… Cuanta menos grasa se ingiera, menos cantidad segregaremos a través del cuero cabelludo. Además, conviene lavar el cabello en dos tiempos: primero el cuero cabelludo y después masajear los largos hasta las puntas. No se debe utilizar agua muy caliente ni el aire del secador a máxima potencia, ni conviene tocar la melena a lo largo del día, porque eso acentúa la secreción de grasa.»

5. Cabello áspero. “He vuelto de vacaciones con el cabello sin brillo, falto de vitalidad, áspero… ¡está como muerto!” (Alicia, 27 años) Solución: El sol causa estragos en el cabello, por mucho que se proteja; lo vuelve opaco y abre fi suras por las que se escapa la hidratación. Ahora, un revolucionario tratamiento ‘high tech’, Nanomax, aprovecha esas fisuras para acceder al interior de la estructura capilar y repararlo. «A través de una máquina de oxígeno transformamos las proteínas y nutrientes que necesita el cabello en nanomoléculas, que llegan hasta lo más profundo de la fibra capilar gracias a su diminuto tamaño y peso, reparándola y reforzando la queratina», nos cuenta Fran Fraile, director técnico de Nanomax. Se aconsejan tres sesiones para una reconstrucción completa, y en la última aplican 3D Shine, que mediante el mismo mecanismo pero con diferentes ingredientes aporta un brillo sorprendente al cabello y combate el encrespamiento. El efecto de este tratamiento se mantiene de 3 a 4 meses. En España, en los salones Luis Tachi (www.luisytachi.com) y R’difusión (www.rdifusion.es).