5ª semana: pecho 'push up'

Acabamos nuestro plan integral para luchar contra cartucheras y flacidez. Hoy le toca al turno al pecho. No es un músculo sino una glándula unida a la caja torácica sólo por el fino envoltorio de la piel. Por eso es difícil elevarlo una vez que se cae. Más vale prevenir...

Marta Bonilla

Pecho en su sitio

En casa, tonifica los músculos de la zona pectoral, que repercuten en la firmeza de los senos. Haz estos ejercicios: 1. Tumbada boca arriba coge una pesa con cada mano, de forma que las palmas queden enfrentadas. Flexiona los codos y abre los brazos sin tocar suelo. 2. De pie, con los brazos paralelos al cuerpo, flexiona los codos hasta que las manos lleguen a la frente. Luego, bájalos hasta tocar el suelo.
Consejo del dermatólogo: ¡No al top-less! "El sol acelera la aparición de arrugas y el descolgamiento de la piel. Por eso, no es aconsejable exponerlo. Si lo haces, aplica una protección SPF 30 como mínimo", dice el Dr. Pedro Jaén.
Efecto visual. "Para aumentar el pecho, aplica polvos bronceadores sobre los senos marcando la forma de escote corazón", aconseja el maquillador David Carreiro.
El tratamiento: bioestimulación + microcorrientes. Consiste en la aplicación de un cóctel de sueros biológicos reafirmantes mediante un sistema de microcorrientes que favorece el tensado y destensado de los músculos pectorales, imitando la acción de cuando se realiza ejercicio físico. Aconsejan 12 sesiones, 2 por semana. Precio bono: 480 €. En Slow Life. Tel. 912 772 004.
Para perezosas... Sin pesas, pero a todas horas y como si fuera un tic personal, eleva los codos a la altura del pecho y junta las palmas de las manos, presionando una contra la otra con toda la fuerza posible.