Logos creados por Alberto Corazón.  | D. R.

Obras y logos que ves a diario del artista Alberto Corazón y por los que perdurará siempre

El artista y Premio Nacional de Diseño ha muerto a los 79 años. 

Clara Hernández | Woman.es

"Viendo la obra de Alberto Corazón uno se asombra: lo ha hecho todo", aseguraba hace unos años el reportaje 'Imprescindibles' (La 2) mientras recorría la obra de este pionero del diseño gráfico en España y que lo fue, además, cuando apenas nadie sabía el significado de ese concepto que abrazaba un nuevo lenguaje artístico, sintético y conceptual, edificado con signos, pictogramas, logos y carteles que desprendían una velocidad moderna. Y que, además del diseño, que le valió el Premio Nacional en 1989, buceó en la escultura, la fotografía y la pintura; que fue académico de Bellas Artes, instigador de nuevas miradas y movimientos en el parco panorama de los años 60 (y, luego, en las décadas posteriores), perseguidor de la dignidad estética y el misterio, y autor de inscripciones sobre sus lienzos que invitaban a reflexiones filosóficas y espaciales. 

Este martes llegaba la noticia: Alberto Corazón, nacido en Madrid en 1943, había fallecido a los 79 años en plena pandemia, esa que, había confesado, le había quitado las ganas de pintar mientras empeoraba su estado de salud. Y dejando atrás un completo esquema de la historia visual de nuestro país, a la que puso imagen con cientos de proyectos. 

Entre sus trabajos destacan la creaciones de logos para instituciones y empresas españolas con los que nos encontramos todos los días como los de Mapfre, la Biblioteca Nacional, la Casa de América, Casa del Libro, el Ministerio de Sanidad y Consumo, Hispasat, Círculo de Bellas Artes, Junta de Extremadura, Junta de Andalucía, la Universidad Autónoma de Madrid, la Compañía Nacional de Teatro Clásico, la ONCE, Paradores, Renfe de Cercanías, la SGAE, el Centro Cultural de la Villa de Madrid, la Librería Antonio Machado... En definitiva, casi tantos como el número de premios que recibió en vida y que, además del Premio Nacional de Diseño, incluyen la Medalla de Oro del American Institute of Graphic Arts, la Medalla de Oro del The Designers Association of London, la Medalla de Oro del Arts Directors Club, el LAUS 1988 y 1991.

"La obra solo existe cuando hay un receptor. Depositada en la oscuridad, solo se ilumina cuando alguien la mira, escucha o lee, y al hacerlo ensancha su consciencia", contaba en el ensayo de procesos creativos que escribió para Seix Barral, 'Una mirada en palabras'. 

Sin lugar a dudas, su obra ha estado y seguirá iluminada. Repasamos algunas de los trabajos de ese artista inquieto y prolífico que conoces muy bien, aunque puede que no lo sepas.