La actriz Nathalie Poza ganó el Goya a 'Mejor Actriz de Reparto' en 2021. | Álvaro Tomé

Nathalie Poza: "Sí, tengo 50 y no volvería atrás ni para coger impulso"

La actriz, que participó en la última película de Woody Allen, estrena la segunda temporada de la serie 'La Unidad' (Movistar Plus +). Pura adrenalina.

Ester Aguado

Si aún no has descubierto esta vertiginosa serie de acción, que se mete en lo más hondo de una unidad antiterrorista de la policía española, ya estás tardando. Es tan adictiva, que seguro que haces un maratón con la primera temporada el sábado, para seguir con la segunda el domingo. Porque la nueva entrega es tan buena o más que la anterior: no sólo porque siguen persiguiendo yihadistas, si no porque la amenaza es ahora interna, con un topo metido en el equipo de la comisaria Carla Torres (Nathalie Poza), que pone en peligro además a su familia.

No sabría decir qué temporada me ha gustado más... ¿tienes esa sensación también?

Me gusta oíros, porque siempre piensas que la primera temporada fue peor y que estaba menos sembrada... pero el que es fan, es fan desde el principio (risas).

¿Te gustaría que hubiera una tercera? Amenazas terroristas siempre habrá, por desgracia...

Si seguimos en el punto más alto del riesgo, no me importaría. Creo que lo más potente de la segunda temporada es la madurez en cuanto al acompañamiento de los personajes, hasta desde el punto de vista técnico hay un cuidado más en estar cerca, en entrar en sus pensamientos, en sus emociones, en estar en lo íntimo. Y plantear una amenaza tan brutal que se te mueva la tierra bajo los pies... como sucede en la segunda... si pueden superar eso, adelante. Con lo terroristas que son los creadores (Dani de la Torre y Alberto Marini), no me extrañaría, la verdad. 

¿Un rodaje con Dani de la Torre es tan intenso, tan vertiginoso como el resultado final?

Es intenso el contenido, pero precisamente porque es un tipo que escucha muy bien, en sus equipos hay cero jerarquía y la atmósfera de trabajo es gozosa: muy de juego, de probar... confía mucho en la gente y permite que todo el mundo aporte. Y a pesar de que lo que contamos es difícil, complejo y por momento oscuro, él hace que sea placentero. Y luego es un maestro del thriller, así que nos mete en una forma de contar que crea mucha adicción. 

O sea, que habrá tercera temporada (risas)...

¡Ojalá!

La evolución de tu personaje, la comisaria Carla Torres, de la Unidad Antiterrorista, queda patente... se la ve mucho más fuerte tras haber superado un cáncer, incluso cuando le tocan a su familia... ¿te gustaría evolucionar en tu vida como hace ella?

No creo, fíjate. No tengo mucho que ver con ella, que es una de las cosas que me fascinan del personaje y de esta historia. Hay una parte que sí que me atrae y por la que la admiro que es su sentido del deber y el compromiso tan brutal que tiene con lo que hace... Aplicado a lo que sea, me parece que cambiaría el mundo. En ese sentido, sí que me subo a su coraje. Pero conciliar de esa manera tu vida personal y profesional es muy peligroso. Me parece muy sacrificado y se inmola de una manera tan salvaje que me produce rechazo por otra parte.

La actriz madrileña de madre francesa logró su primer Goya a la 'Mejor Actriz' con la película 'No sé decir adiós' (2017). | Álvaro Tomé

¿Volviste a tener contacto con la directiva de Antiterrorismo, como en la primera parte?

Siempre estoy en contacto con la que sería mi alter ego, que no se parece a mi personaje ni le pasan las mismas cosas. Aunque hay muchas anécdotas, basadas en su vida, que están en el guion porque nos las ha contado ella. Pero ella siempre está cerca y siempre me da 'feedback' de una manera muy honesta y muy directa, como buena poli que es y yo siempre cuento con su beneplácito... aunque luego haga lo que pone en el guion, pero me gusta pensar que estamos alineadas.

¿A ti que te da miedo, qué te paraliza?

La violencia injustificada, el abuso de poder, el hacer daño a seres indefensos... en definitiva, el ser humano tal y como lo estamos viendo en los telediarios ahora mismo. Esa parte me aterra y me espanta. Para trabajar en algo que está directamente relacionado con la parte más oscura de nuestra sociedad, la más negra y terrible... hay que valer para ello. Por eso, estos profesionales que se dedican a la lucha antiterrorista tienen ese talante de normalizarlo todo, tienen ese humor, ese espíritu de equipo, porque si no, eso no lo sostienes ni sobrevives a ello.

Hablando de violencia, nadie se esperaba que Putin llegara al punto de invadir Ucrania...

Bueno, nadie, nadie... No creo que nadie de las altas esferas políticas se haya sorprendido, como nos quieren hacer ver, con esa especie de estupor... ¿Hasta qué punto no se veía que era un tipo muy peligroso? Hay unos intereses ahí detrás... Eso sí, al ciudadano le ha pillado por sorpresa. Lo que creo que nos subleva, nos cabrea... Mejor dicho, lo que nos indigna es que se pueda tolerar y que todo se deje en manos de los ONG's, de la buena voluntad de los ciudadanos que quieran ayudar. Ya está bien; eso tiene que cambiar.

En esta segunda temporada de 'La Unidad', me ha sorprendido ver en un papel de terrorista despiadada a una mujer islámica... ¿El #WomanPower ha sido más patente en el sector audiovisual?

¡Uff! Queda mucho, muchísimo por hacer. En esta serie lo queremos normalizar, pero en realidad sólo hay un 2% de mujeres en puestos de poder. Y en el cine, todavía no están ahí y es lo que hace falta para que podamos contar las historias que queremos contar... al final somos el 50% de la población. Que se ha puesto en valor, vale, pero falta... mira los Oscar de este año... A finales de 2021 tuve la suerte de ser jurado en el Festival de Cine por Mujeres' de Madrid y no daba crédito del cine que he visto dirigido por mujeres, de todas partes del mundo. Unas películas espectaculares, brutales. ¿Y qué tenían en común? Visión de mujeres muy diferentes, de lugares muy diferentes y cada una cuenta lo que le duele, lo que le late, lo que le inquieta... pero desde su visión femenina. Los hombres del jurado lo decían: ¡Qué cine tan diverso, tan epatante y tan necesario! Y yo quiero ver ese cine más a menudo.

Nathalie Poza y Michel Nohar, compañeros de 'La Unidad', viven una trama muy intensa. | Movistar +

Tú hasta trabajado con dos directoras, como Gracia Querejeta e Icíar Bollaín, ¿esos rodajes fueron distintos, hay más diálogo?

Es otra visión, no hay mucho más que destacar, porque depende de las personas. Yo tengo la suerte de trabajar en 'La Unidad' con un director que tiene una escucha muy aguda. Y es su mayor virtud. Dani de la Torre escucha a todos los departamentos, desde a una maquilladora a un técnico, de igual a igual. Y eso es muy interesante. Pero sí es verdad que con las directoras poner encima de la mesa lo que nos duele a nosotras tiene mucho más espacio, porque sabemos de los que estamos hablando. 

Acabas de cumplir 50, llevas más de la mitad de tu vida actuando... ¿da vértigo?

No, al revés. Estoy en el mejor momento de mi vida, precisamente porque he cumplido 50. No volvería atrás ni para coger impulso. Camino por lugares de Madrid en los que he vivido o trabajado y pienso que ahora estamos mejor, siempre. Es algo que hago bastante. Profesionalmente, tengo mucho más que contar y me siento incluso más frágil, vulnerable, inexperta, con más ganas de aprender que antes... pero todo eso es algo que puedo aportar a mi vida y a mi profesión. Que luego porque tengas más arrugas alguien diga 'tú ya no', pues pasará o no... porque quiero pensar que vamos a dar espacio a contar las historias que nos tocan a todos, a ellas y ellos, y a todas las edades.

¿Te has planteado escribir o dirigir tus propias historias?

Dirigir me da mucho respeto, pero hacer equipo para contar algo que a mí me lata o conectar personas para contar algo juntos, ya me está pasando. Pulsión por contar historias la tengo cada vez más y ya ando metida en temas de producción. Hay gente increíble por ahí y juntos podemos contar historias muy interesantes. Ya no hay que esperar a que nos llamen para contar lo que queremos.

Tú que eres tan animal escénico: ¿el teatro ha salido reforzado de la pandemia?

Después en estos dos años en los que hemos perdido compañeros, hemos levantado giras imposibles (como la de 'Prostitución')... bueno, lo hemos atravesado, como siempre. La necesidad de encuentro es lo que nos salva, al teatro y al ser humano. No podemos vivir aislados, separados, confinados, por eso la magia de todos los espectáculos en vivo coge fuerza. Es necesario si queremos tener una sociedad sana, que exprese, que repare, que denuncie. 

¿Ahora estás con alguna obra?

No, ahora me he dado un tiempo y tenía compromisos en el terreno audiovisual. También quería darme un tiempo para saber hacia dónde quiero ir. Voy a rodar la película 'Honeymoon', de Enroque Otero, junto a Javier Gutiérrez. Nos vamos a Galicia. Y luego en junio parece que hay otro proyecto de cine... se ha retrasado varias veces, así que no lo quiero verbalizar, a ver si sale ya...