Motivos científicos por los que deberías ir al cine (o salir a comer) sola

Araceli Ocaña | Woman.es

Para algunas personas, ir al cine en solitario es todo un regalo. A otras, en cambio, ni se les pasa por la cabeza.

Lo habitual es encontrarse en el segundo grupo: comer en un restaurante, tomar una copa o visitar un museo, son actividades que se suelen hacer en compañía... ¿Por qué?

Un estudio de la revista norteamericana Journal Consumer Research (del que se hace eco New York Magazine), ha analizado el comportamiento de ciudadanos americanos, chinos e indios y han descubierto que nos sentimos cómodos haciendo actividades útiles en público (por ejemplo, trabajar en un café) pero no aquellas más hedonistas, destinadas a disfrutar.

¿El motivo? Que creemos que habrá, como dice el estudio, gente mirándonos (y pensando que estamos solos porque no tenemos quienes nos acompañen). Además, es también una cuestión de expectativas, ya que creemos que disfrutaremos menos de una experiencia si estamos solos.

Algo que, por cierto, el estudio también ha desmitificado: un grupo de gente entrevistada creía, a priori, que disfrutaría menos de una exposición de arte yendo solos que acompañados. Sin embargo, en la realidad, la satisfacción, a la salida, y comparada, era la misma.

Así, el estudio concluye: aquellos que no disfrutan de actividades hedonistas en solitario, se están perdiendo experiencias satisfactorias. Para empezar, pierden la oportunidad de conocer gente nueva., entre todas las cosas anteriormente mencionada. Un buen punto de partida para empezar a cambiar algunos hábitos y empezar poco a poco: disfrutar de una copa en un bar, de un menú en un restaurante acogedor, de la última película que se ha estrenado en el cine e, incluso, de un viaje en solitario. ¿Cuál es la excusa para no hacerlo?