Montero Glez, ganador del Premio Azorín 2008 con “Pólvora negra”

El escritor madrileño nos traslada al frenético 1906, al momento en el que atentado de un anarquista casi acaba con la vida del rey Alfonso XIII.

Diana Oliver

Desde hoy está a la venta la obra ganadora del Premio Azorín 2008, Pólvora negra en la que Roberto Montero González relata, con un talento absoluto, la historia de Mateo Morral, el militante anarquista que en 1906 intentó terminar con la vida de Alfonso XIII y que estuvo a punto de cambiar el curso de la historia.
Montero no disimula su simpatía por Mateo Morral y por el anarquismo al afirmar que "la novela es un homenaje al movimiento libertario".
En Pólvora negra, cuarta novela del autor madrileño, la personalidad del anarquista Mateo Morral se va desenmascarando en una trama oscura sobre el acontecimiento histórico que marcó el inicio del siglo XX. Un personaje "bien formado, calculador y que sabe lo que hace", así describe Montero Glez a Morral quien "quiere cambiar la historia de España, y sabe que matando al rey lo puede conseguir".
El relato, caracterizado por una escritura intensa y provocadora, nos presenta personajes con ese punto esperpéntico que tanto le gusta a Montero y nos traslada a aquellos convulsos momentos. Todo ello en una perfecta y detallada descripción del Madrid de principios de siglo.
El teniente Beltrán y el anarquista Mateo Morral son el hilo conductor de la historia. Por un lado el teniente Beltrán, personaje siniestro encargado de luchar contra movimientos anarquistas y responsable del operativo de seguridad en la boda real. Por otro, Mateo Morral dispuesto a todo por demostrar su entrega a la causa.
El autor estructura la historia alrededor del día del atentado y desde dos puntos de vista: el de la boda real contemplada desde los ojos de Beltrán, que odia al rey pero está obligado a protegerlo. Y el de Mateo, que rememora los acontecimientos que lo han llevado hasta allí. Estas dos historias confluirán en el momento del atentado que mató a 23 personas e hirió a otras 100.
Un ritmo trepidante, dosificado en capítulos cortos e intensos, hace de Pólvora Negra un libro que engancha al lector desde el principio.
El autor
Roberto Montero González, Montero Glez como le gusta llamarse, nace en Madrid en 1965. Es autor de novelas como Sed de Champán (1999), Cuando la noche obliga (2003), Manteca colorá (2005) y Besos de fogueo (2007). Además, es colaborador en distintos medios de comunicación.