Marilyn Monroe: Andy Warhol, Kim Kardashian y Netflix hacen trending topic a un icono inmortal

Marilyn Monroe, icono bellísimo y trágico a partes iguales, se hace fuerte en nuestro recuerdo de manera cíclica. Esta vez, nos la traen de vuelta Kim Kardashian, Andy Warhol y Netflix (por partida doble) 

Marilyn Monroe plano medio corto
Alfred Eisenstaedt / The Life Picture Collection / Getty Images

Hay iconos del cine clásico que viven un ciclo de eterno redescubrimiento: Audrey Hepburn, Grace Kelly, Katharine… y, sobre todo, Marilyn Monroe. Su último resurgir se lo debemos, a partes iguales, a Kim Kardashian, Andy Warhol, Christie’s, Ana de Armas y el documental 'El misterio de Marilyn Monroe: las cintas inéditas'. Pero vayamos por partes.

El 10 de mayo, el cuadro ‘Shot Sage Blue Marilyn', de Andy Warhol (para entendernos: una de sus famosas serigrafías con fondo de color) se convirtió en segunda obra de arte más cara de la historia: la casa de subastas Christie’s la vendió por 195 millones de dólares (spoiler: esperaba sacar más). El propietario de las galerías Gagosian fue quien pagó tan alto precio por el priviliegio de tener a la Monroe enlatada y en sus salas de exposición. Con este movimiento, Warhol ganó la partida a Picasso en la liza de artistas más cotizados del siglo XX y Marilyn Monroe se reafirmó (una vez más) como icono imperecedero que, una vez tras otra, reconquista los titulares como si siguiera estrenando taquillazos 60 años después de su muerte.

Kim Kardashian en la Gala MET
Getty

Unos días antes, la actriz ya había estado en boca de todos gracias a Kim Kardashian. En una de las alfombras rojas más glamurosas del año, la de la gala del Met, la influencer había pedido prestado al museo Ripley un vestido famoso: el que lució Marilyn en la fiesta de cumpleaños del presidente Kennedy (sí, la del trémulo: “Happy birthday, Mr President”), unas semanas antes de su muerte. Su elección fue muy comentada, y por varias razones. En primer lugar, porque Kim habló sin tapujos de lo mucho que le había costado entrar en el ajustadísimo vestido estilo naked firmado por Jean-Louis: saunas envuelta en plástico, dieta altamente restrictiva, grupos de alimentos descartados… perder siete kilos en tres semanas, clamaron las redes, no es saludable, sobre todo cuando millones de jóvenes aspiran a bañarse en tu luz imitando todo lo que haces, como acertadamente nos recordó la actriz Lily Reinhart.

Marilyn Monroe en su boda con Arthur Miller, en una imagen del documental 'El misterio de Marilyn Monroe: las cintas perdidas' (Netflix)

Marilyn Monroe en su boda con Arthur Miller, en una imagen del documental 'El misterio de Marilyn Monroe: las cintas perdidas' (Netflix)

/ D.R.

Pero si se habló de Kim y de su atuendo fue también porque la elección del vestido había sido, a juicio de algunos, desafortunada: la prenda no era un símbolo del glamour del Hollywood clásico, sino del elevadísimo precio que había tenido que pagar Norma Jeane por convertirse en la estrella más brillante y desgraciada de aquel firmamento. Por desgracia para la segunda de las Kardashian, todo lo que había tenido que sufrir la actriz estaba en aquel momento bien fresco en la memoria de sus fans, gracias al documental que acababa de estrenar Netflix: 'El misterio de Marilyn Monroe: las cintas inéditas'. Esta cinta, basada en el libro del periodista Anthony Summers, especula sobre las auténticas causas de la muerte por sobredosis de la actriz, en la madrugada del 4 al 5 de agosto de 1962. La teoría no es nueva. Marilyn, supuestamente amante tanto de John Fitzgerald como de Robert, era el punto débil de ambos Kennedy: la CIA quería asegurarse de que no revelaba sus amoríos con los rectos y católicos políticos, ni, ya puestos, lo que ellos le hubieran revelado en charlas de almohada sobre las pruebas nucleares que estaban teniendo lugar en el desierto de Nevada; por otra parte, la mafia quería pruebas de las infidelidades de los Kennedy para poder chantajearlos, de modo que Marilyn era acosada y vigilada por ambas partes y puede que alguna de ellas (el documental no lo deja claro) decidiera hacer algo más que vigilar.

Ana de Armas, en el rodaje de la película 'Blonde'

Ana de Armas, en el rodaje de la película 'Blonde'

Y, por supuesto, todas estas elucubraciones sobre la Marilyn obra de arte, la Marilyn icono de belleza y la Marilyn en camisa de once varas nos recuerdan que seguimos esperando impacientes el estreno del controvertido biopic sobre esta actriz bella y maldita: ‘Blonde’, dirigida por y Andrew Dominik, protagonizada por Ana de Armas y basada en la novela homónima de Joyce Carol Oates. La cinta, que lleva 12 años en producción, ha sido vista por unos pocos elegidos, que oscilan entre el escándalo y la fascinación. Netflix, que la distribuye, intentó llegar a un acuerdo con el director para distribuir una versión “suavizada” (se dice que las escenas de sexo son gráficas y perturbadoras), pero, finalmente acordó utilizar la versión de Dominik. Según el cineasta, ‘Blonde’ es una mezcla de ‘Ciudadano Kane’ y ‘Toro salvaje’, que se centra en la cosificación y los abusos sexuales que padeció Marilyn en cada paso de su camino al estrellato. ¿Será la interpretación definitiva del misterio que sigue rodeando a la actriz, rubia tonta, niña traumatizada, mujer compleja y aplastada por una industria inmisericorde? Lo veremos pronto.

Síguele la pista

  • Lo último