Jean-Marc Vallée en la 71ª edición de los Premios Emmy. | Matt Winkelmeyer / GETTY

Qué es el 'método Wim Hof' que practicaba Jean-Marc Vallée, el director de 'Big little lies'

El cineasta era conocido por llevar una vida sana, practicar regularmente deporte y ser seguidor de la técnica 'Wim Hof'.

Cristina Delfín

La noticia de la muerte repentina Jean-Marc Vallée, director de la serie 'Big little lies' y películas como 'C.R.A.Z.Y', no solo ha dejado un gran vacío en el mundo del cine; además, ha provocado un aluvión de búsquedas del método de Wim Hof, una disciplina que, según medios internacionales, el cineasta practicaba. 

Jean-Marc Vallée murió el 26 de diciembre a los 58 años a causa de un ataque al corazón. Se trataba de algo completamente inesperado, ya que el canadiense era conocido por sus hábitos saludables. Al parecer, no bebía alcohol y entrenaba con frecuencia para estar en forma. Asimismo, era seguidor de los métodos deportivos de Wim Hoff, según destacan Six Page y New York Post, algo que ha aumentado las búsquedas de este método físico peculiar.

Wim Hof, que pone nombre a dicho método, es un atleta de Países Bajos especializado en deporte extremo y creador del 'método Wim Hof' (WHM), una técnica que combina la exposición al frío con técnicas de respiración y meditación. Gracias a ella, y a su resistencia ante temperaturas gélidas, el deportista ha logrado batir distintos récords.

Así, en el año 2000 nadó 57,5 metros bajo el hielo, en el lago finlandés de Pello, lo que le reportó el récord Guinnes. Y en 2007, logró otro récord al correr media maratón descalzo sobre hielo y nieve (lo hizo en 2 horas y 16 minutos). 

Sus hazañas no acaban aquí: ha batido 16 veces el récord mundial de contacto total con hielo (su mejor marca es de 1 horas, 53 minutos, 2 segundos, que logró en 2013) y en 2007 ascendió a una altitud de 7.200 metros del Everest con pantalones cortos y zapatillas (en esa ocasión no llegó a la cumbre, pero no por congelación, sino por la lesión en un pie). También se le ha podido ver con 'shorts' y deportivas (solo con eso) en el Kilimanjaro. 

El método promocionado por esta especie de superhombre, que se ha ganado el sobrenombre de 'Iceman' (Hombre de hielo) y que saluda desde su web con un "Eres más fuerte de lo que crees", se basa en tres pilares, algunos de ellos cercanos a métodos tibetanos: Terapia Fría,  respiración y meditación. La respiración, a su vez, incluye tres fases, entre ellas la de 'Retención de respiración', que consiste en permanecer sin respirar varios minutos.

La técnica no está desprovista de polémica y algunos críticos le acusan de adolecer de base científica y de dar falsas esperanzas a personas con enfermedades serias (la web promete beneficios como combatir el estrés y la ansiedad, así como enfermedades autoinmunes). Incluso algunas personas han sufrido accidentes al tratar de emular al deportista nadando en circunstancias extremas y conteniendo la respiración (el experto Van Marken Lichtenbelt aconseja practicar esta técnica con sentido común).

La web de Wim Hof asegura, además, que la técnica "incrementa la energía, mejora el sueño e incrementa la fuerza". Aunque no hay pruebas de su eficacia, él, desde luego, lo ha logrado.