Sinéad O'Connor, ingresada tras la muerte de su hijo: "Estoy perdida sin él"

La artista confesó a través de sus redes sociales que se odiaba a sí misma tras el suicidio de Shane

La cantante Sinéad O'Connor, durante una actuación

Aquellos que no conozcan nada acerca de Sinéad O'Connor podrían decir que la cantante se encuentra en el momento más duro de su vida y, a pesar de no quitarles razón, podríamos incluso decir que se equivocan. Basta con echarle un vistazo a sus memorias, Remembranzas, para entender lo traumática que ha sido la vida de la artista irlandesa.

Sin embargo, un reciente acontecimiento ha vuelto a darle un revés por el que ha vuelto a caer, una vez más, en una espiral de dolor y sufrimiento que nadie puede superar: la muerte de un hijo. Fue el pasado 6 de enero cuando Shane, de 17 años, desapareció debido a una grave crisis mental por la que decidió acabar con su vida. Su cuerpo fue hallado dos días después y fue la propia Sinéad quien anunció que se había suicidado.

Desde entonces, los mensajes de angustia y tristeza se han replicado en su cuenta oficial de Twitter, donde la cantante de Mandinka ha lamentado en varias ocasiones su muerte, para culpar al estado irlandés del trágico final del menor a continuación y al hospital en el que estaba ingresado por no haberle cuidado y protegido debidamente.

Tras estas declaraciones, ha sido la propia Sinéad quien ha ingresado en un hospital. Lo ha hecho debido a unos mensajes que también ha compartido con sus seguidores y que han alertado a las autoridades por su carácter suicida. En ellos, aseguraba que no sabía seguir viviendo sin Shane. "Todo lo que toco, lo arruino. Solo me quedé en esta vida por él y ahora se ha ido", ha escrito, mientras ha anunciado que el joven fue despedido en una ceremonia hindú.

Además de ello, la artista ha asegurado que pronto se reencontrará con él. "Estoy perdida sin mi hijo, me odio a mí misma. El hospital ayudará un tiempo, pero voy a encontrar a Shane. Esto es solo una demora", escribió, a la vez que aseguraba que la culpa del suicidio de su hijo solo era suya. Por último, antes de ser ingresada, a cantante escribió otro tuit en el que seguía buscando culpables por el trágico desenlace: "Por favor, no piensen que no soy consciente de que fallé a mi hijo, junto con Tulsa, el HSE y el Estado irlandés. Todos le fallamos".

Conviene recordar que Shane era uno de los cuatro hijos de la artista. Nacido el 10 de marzo de 2004 y fruto de una relación con el músico y productor de folk irlandés Dónald Lunny, del que Sinéad se separó al poco de su nacimiento, Shane atravesaba una época complicada desde hacía tiempo. De hecho, la cantante pidió ayuda a sus seguidores en febrero del pasado año para que rezaran por él.

Tags _

Síguele la pista

  • Lo último