Es la entrevista más esperada de los últimos años. | CBS

La entrevista completa de Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah (II parte)

Lee la conversación que Meghan Markle, el príncipe Harry y Oprah mantuvieron con todo detalle. 

Clara Hernández

Sigue leyendo la transcripción traducida a español de la entrevista completa de Meghan Markle y el príncipe Harry con Oprah Winfrey que emitió la CBS en la madrugada del lunes. 

- Todos los detalles del funeral del duque de Edimburgo que han pasado inadvertidos

- Kate Middleton luce un espectacular collar en homenaje a la reina Isabel II en el funeral por el duque de Edimburgo

- Los escándalos amorosos de Felipe de Edimburgo

Puedes leer aquí LA PRIMERA PARTE DE LA ENTREVISTA.

En el comienzo, Meghan Markle y Oprah Winfrey hablan de la boda de los duques de Sussex, de la relación entre Meghan y la reina Isabel II o sobre las supuestas desavenencias con Kate Middleton y de lo que realmente ocurrió en el episodio sobre las lágrimas de esta última que recogió la prensa. 

Sigue leyendo la segunda parte, en la que Meghan habla de la desprotección que sintió por parte de la casa real, de sus deseos de quitarse la vida o del trato que recibió su hijo Archie incluso antes de nacer:

Meghan: Había momentos en los que Harry tenía que trabajar o tenía que irse, había momentos en medio de la noche. Es decir, había muy poco que se me permitiera hacer. Y entonces, sí, por supuesto que eso genera soledad cuando vienes de una vida tan plena o cuando vienes de la libertad. Creo que la forma más fácil de que ahora la gente pueda entenderlo es lo que hemos pasado todos en el confinamiento.

Oprah: Sí, bueno, todo el mundo puede ciertamente relacionarse ahora.

[Aparecen en la pantalla imágenes de la entrevista a Meghan Markle por Tom Bradby de ITV en Sudáfrica en octubre de 2019, cuando este le preguntó si estaba bien. "Me preguntan si estoy bien, pero es algo muy 'real' lo que está pasando en bastidores", contesta Meghan, a lo que Bradley añade un "¿Sería justo decir 'No 'realmente' bien, como que ha sido una lucha", a lo que Meghan, afirma.]

Oprah: En Sudáfrica, cuando el reportero se detuvo y preguntó, "¿Estás bien . ?"... Y, guau, todos sentimos eso. ¿Por qué esa pregunta te tocó la fibra sensible? ¿Qué estaba pasando contigo internamente en ese momento?

Meghan: Era el último día de la gira. Ya sabes, esas giras son... Estoy segura de que tienen unas fotos preciosas y vibrantes, y todo eso es cierto. También es realmente agotador. Así que estaba frita, y creo que me afectó mucho porque hacíamos ver que todo estaba bien. Puedo entender por qué la gente se sorprendió mucho al ver que había dolor allí. Porque estábamos haciendo nuestro trabajo. Nuestro trabajo era estar y sonreír. Y así, cuando me preguntó eso, supongo que había sentido que nunca se le había ocurrido a nadie que yo no estaba bien y que realmente estaba sufriendo. Y lo había sabido durante mucho tiempo y había estado pidiendo ayuda a la institución durante mucho tiempo.

Oprah: ¿Ayuda para qué?

Meghan: Después de que volviéramos de nuestra gira por Australia (en 2018), que fue como un año antes, y hablamos de cuándo las cosas empezaron a cambiar realmente, cuando me di cuenta de que no estábamos siendo protegidos. Y fue durante esa parte de mi embarazo  especialmente cuando empecé a entender cómo iba a ser nuestra realidad constantemente.

Los Duques de Sussex visitan el zoo de Sidney. | GTRES

Sobre la falta de seguridad de Archie:

Oprah: ¿Qué tipo de protección querías que estabas sintiendo que no recibías?

Meghan: Quiero decir, ellos hablarían y negarían la historia más ridícula por cualquiera, ¿verdad? Estoy hablando de cosas que son superficiales e intrascendentes. Pero la narración sobre, ya sabes, hacer llorar a Kate, creo que fue el comienzo de un verdadero asesinato del personaje. Y ellos sabían que no era cierto. Y pensé, bueno, si no van a eliminar cosas así, entonces ¿qué vamos a hacer?  Aparte de eso, lo que estaba pasando a puerta cerrada era que sabíamos que estaba embarazada. Ahora sabemos que es Archie, y que era un niño. No sabíamos nada de eso en ese momento. Ahora podemos hablar de él como Archie. Y fue entonces cuando dijeron que no querían que fuera un príncipe o una princesa, sin saber cuál sería el género, que es diferente según el protocolo, y que no iba a recibir seguridad.  

Oprah: ¿Qué?

Meghan: Fue muy duro.

Oprah: ¿Qué quieres decir?

Meghan: No iba a recibir seguridad. Esto se prolongó durante los últimos meses de nuestro embarazo, en los que yo decía: "Espera un segundo". 

Oprah: ¿Que tu hijo y el hijo del príncipe Harry no iba a recibir seguridad?

Meghan: Así es, lo sé.

Oprah: ¿Pero cómo funciona eso?

Meghan: ¿Cómo funciona eso? Es como "No, no, no. Mira, porque si él no va a ser un príncipe...". Bueno, tiene que estar seguro. Si estás diciendo que el título es lo que va a afectar a su protección... nosotros no hemos creado esta máquina monstruosa a nuestro alrededor en términos de 'clickbait' y tabloides. Has permitido que eso ocurra, lo que significa que nuestro hijo tiene que estar a salvo. 

Oprah: Entonces, ¿cómo te explican que tu hijo, el nieto, el bisnieto de la reina... no va a ser un príncipe? ¿Cómo te lo dijeron? ¿Y qué razones dieron? Y luego dijeron: "Y por lo tanto, no necesitas protección".

Meghan: No hay ninguna explicación. Quiero decir, esa es la otra pieza de ese. . . 

Oprah: ¿Quién te dice eso?

Meghan: Me enteré de gran parte a través de Harry y luego de otras partes a través de conversaciones con miembros de la familia. Y fue una decisión que ellos consideraron apropiada. Y pensé, bueno... 

Oprah: ¿El título, el hecho de que Archie pudiera ser un príncipe, era importante para ti? 

Meghan: Si significaba que iba a estar a salvo, entonces, por supuesto. No siento apego por toda la grandeza que rodea estas cosas personalmente.  He sido camarera, actriz, princesa, duquesa y siempre he seguido siendo Meghan. Por mi parte, tengo claro quién soy, independientemente de todas esas cosas. Y el título más importante que voy a tener es el de mamá. Eso lo sé, pero la idea de que nuestro hijo no esté seguro y también la idea de que el primer miembro de color de esta familia no tenga el mismo título que otros nietos...  Ya sabes, la otra parte de esa conversación es que hay una convención —no me acuerdo si era la convención de Jorge V o Jorge VI— de que cuando eres el nieto del monarca, cuando el padre de Harry se convierte en rey, automáticamente Archie y nuestro próximo bebé se convertirían en príncipe o princesa, o lo que fueran a ser.

Meghan Markle celebra con esta imagen el primer cumpleaños de su hijos Archie. | D.R

Oprah: Así que, para ti, se trata de la protección y la seguridad, no tanto como lo que el título significa para el mundo.

Meghan: Eso en gran parte pero...

Oprah: ¿Y que tener el título te da la seguridad y la protección?

Meghan: Sí, pero también no tienen derecho a quitárselo. Incluso respecto a esa convención de la que hablo, mientras estaba embarazada dijeron que querían cambiar la convención para Archie. Bueno, ¿por qué?

Oprah: ¿Obtuviste una respuesta?

Meghan: No.

Oprah: ¿Todavía no tienes una respuesta?

Meghan: No.

Oprah: Habíamos oído que erais tú y Harry los que no queríais que Archie tuviera un título de príncipe. ¿Me estás diciendo que eso no es cierto?

Meghan: No, y no es nuestra decisión. Aunque tengo muy claro lo que viene con los títulos, lo bueno y lo malo, y por mi experiencia, mucho dolor. Yo no le desearía dolor a mi hijo, pero eso es su derecho de nacimiento y luego que él tome una decisión.

Oprah: OK, así parece que las cosas comenzaron a cambiar cuando tú y Harry decidisteis que no ibais a parecer en la foto que había sido parte de la tradición durante años.

Meghan: No nos pidieron que nos hiciéramos la foto. Eso también es parte del giro que fue realmente perjudicial. Pensé: "¿Puedes decirles la verdad? ¿Puedes decir al mundo que no le vas a dar un título (al bebé) y que nosotros queremos mantenerlo a salvo, y que si no es un príncipe, entonces no es parte de la tradición? Solo hay que decírselo a la gente y entonces lo entenderán. Pero no lo iban a hacer..

Oprah: ¿Pero ambos erais conscientes de que (la foto) era parte de la tradición? ¿Había una razón específica por la que no querías formar parte de esa tradición? Creo que mucha gente interpretó que ambos decíais: "Vamos a hacer las cosas a nuestra manera. Vamos a hacer las cosas de otra manera".

Meghan: No es eso en absoluto. La imagen, ahora que sabes lo que pasaba detrás, estaba rodeada de miedo. Yo tenía mucho miedo de tener que ofrecer a nuestro bebé, sabiendo que ellos no iban a mantenerlo a salvo. 

Tierna imagen de los Duques de Sussex con su hijo Archie. | Cordon press

Oprah: Seguramente habrás tenido conversaciones con Harry al respecto y tendrás tus propias sospechas de por qué no querían hacer príncipe a Archie. ¿Cuáles son? ¿Por qué crees que es? ¿Crees que es por su raza? Y sé que es una pregunta incómoda.

Meghan: Puedo darte una respuesta honesta. En esos meses en los que estaba embarazada, hablamos sobre "no se le va a dar seguridad, no se le va a dar un título" y también sobre las preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que su piel podría ser cuando naciera.  

Oprah: ¿Qué? ¿Quién... quién está teniendo esa conversación contigo? ¿Qué? 

Meghan: Hubo varias conversaciones al respecto.

Oprah: ¿Hay una conversación contigo? 

Meghan: Con Harry.

Oprah: ¿Sobre lo oscuro que iba a ser tu bebé?

Meghan: Potencialmente, y lo que eso significaría o parecería.

Oprah: ¿Y no me vas a decir quién tuvo la conversación?

Meghan: Creo que eso sería muy perjudicial para ellos.

Oprah: Entonces, ¿cómo se sucede esa reunión?

Meghan: Eso me lo transmitió Harry. Fueron conversaciones que la familia tuvo con él.

Oprah: Porque estaban preocupados por si era demasiado marrón, ¿ese era el problema? ¿Estás diciendo eso?

Meghan: No soy capaz de explicar el por qué, pero si es por la suposición que has hecho, es algo que es realmente difícil de entender, ¿verdad? Especialmente cuando la Commonwealth es una gran parte de la monarquía y yo viví en Canadá, que es un país de la Commonwealth, durante siete años. No fue hasta que Harry y yo estuvimos juntos que empezamos a viajar por la Commonwealth y yo diría que el 60%, 70% de su gente es de color. Y al crecer como mujer de color, como niña de color, sé lo importante que es la representación. Sé que quieres ver a alguien que se parezca a ti en ciertos puestos.

Oprah: Obviamente.

Meghan: Incluso Archie. Leemos esos libros. Hay una línea en uno que dice: "Si puedes verlo, puedes serlo". Y él dice: "¡Puedes serlo!" Y pienso en eso tan a menudo, especialmente en el contexto de las chicas jóvenes pero también de mujeres y hombres adultos. Cuando me reunía con ellos en la Commonwealth, significaba mucho para ellos poder ver a alguien que se parece a ellos en esta posición. Y nunca pude entender cómo esto no se veía como un beneficio añadido y un reflejo del mundo actual. En todo momento, pero especialmente en este momento, para pensar: "Cuánta inclusión,  que puedes ver a alguien que se parece a ti en esta familia".

Sobre sus deseos de no seguir viviendo:

Oprah: Tú dijiste en un podcast que se convirtió en "casi insuperable (algo casi imposible de sobrevivir)", y eso me llamó la atención, porque suena como si estuvieras sufriendo algún tipo de problema mental. ¿Qué estaba pasando realmente? Aquella frase suena como si hubiera un punto de ruptura.

Meghan: Sí, lo había. Simplemente no veía una solución. Me sentaba por la noche y yo estaba como... no entendía cómo todo esto estaba pasando. Y, de nuevo, no lo veía, pero es casi peor cuando lo sientes a través de las impresiones de mi madre o de mis amigos, o cuando me llamaban llorando diciendo: "Meg, no te están protegiendo". Y me di cuenta de que todo estaba ocurriendo sólo porque yo estaba respirando. Y, mira, me daba mucha vergüenza decirlo en ese momento y me avergonzaba tener que admitirlo ante Harry especialmente, porque sé cuánta pérdida ha sufrido. Pero sabía que si no se lo decía, lo haría. Y yo no quería... simplemente no quería seguir viva. Y ese era un pensamiento constante muy claro y real y aterrador. Y recuerdo... recuerdo cómo él me acunaba. Y me dirigí a la institución y dije que necesitaba ir a algún lugar para obtener ayuda. Dije que nunca me había sentido así y que necesitaba ir a algún sitio. Y me dijeron que no podía, que no sería bueno para la institución. Y llamé... 

Oprah: Así que 'la institución' nunca es una persona. ¿O es una serie de personas?

Meghan: No, es una persona.

Oprah: Es una persona.

Meghan: Son varias personas. Pero fui a una de las personas de más edad sólo para conseguir ayuda. Cuento esto porque hay tantas personas que tienen miedo de expresar que necesitan ayuda. Y sé, personalmente, lo difícil que es no solo expresarlo, sino que cuando lo expresas, te digan que no. Así que fui a Recursos Humanos y dije: "Necesito ayuda". Porque en mi antiguo trabajo, había un sindicato y ellos me protegían. Y recuerdo esta conversación como si fuera ayer, porque me dijeron: "Mi corazón está contigo, porque veo lo malo que es, pero no hay nada que podamos hacer para protegerte porque no eres una empleada pagada de la institución". Esto no fue una elección. Se trataba de correos electrónicos y de suplicar ayuda, diciendo muy específicamente "Estoy preocupada por mi bienestar mental". Y la gente diciendo, "Oh, sí, es terrible lo que vemos por ahí fuera". Pero nunca se hizo nada, así que tuvimos que encontrar una solución.

Oprah: "No quiero seguir vivo', eso es... 

Meghan: Pensé que eso resolvería todo para todos.

Oprah: Entonces, ¿pensaste en hacerte daño? ¿Tuviste pensamientos suicidas?

Meghan: Sí. Esto fue muy, muy claro. Muy claro y muy aterrador. No sabía a quién recurrir en eso. Y una de las personas a las que recurrí, que ha seguido siendo un amigo y confidente, fue una de las mejores amigas de la madre de mi marido, una de las mejores amigas de Diana. Porque, ¿quién más podría entender lo que es... lo que es realmente dentro?

Oprah: ¿Alguna vez pensaste en ir a un hospital? ¿O era posible que te pudieran hacer una revisión en algún sitio?

Meghan: No, eso es lo que estaba pidiendo. Tú no puedes hacer eso. No podía llamar un Uber a palacio. No podías simplemente ir. No podías. Quiero decir, tienes que entender, también, que cuando me uní a esa familia, esa fue la última vez que vi mi pasaporte, mi licencia de conducir, mis llaves, hasta que llegué aquí. Todo eso fue entregado y ya no lo vi más.

Oprah: Bueno, el modo en el que estás describiendo esto es. . . es como si estuvieras atrapada y no pudieras tener ayuda, a pesar de que estás al borde del suicidio. Eso es lo que describes. Eso es lo que estoy escuchando.

Meghan: Sí.

Oprah: Y esa sería una interpretación correcta, ¿sí?

Meghan: Esa es la verdad. 

Meghan: Todavía me persigue esa fotografía que alguien me envió. Teníamos que ir a un evento oficial. Tuvimos que ir a este evento en el Royal Albert Hall y un amigo dijo: "Sé que no ves las fotos pero, oh, Dios mío, se os ve tan bien". Y me la envió. Y amplié la imagen y lo que vi fue la verdad de lo que fue ese momento, porque justo antes de que tuviéramos que salir para ir allí, acababa de tener una conversación con Harry esa mañana, y fue al día siguiente cuando hablé con la institución.

Oprah: ¿Tuviste la conversación "no quiero seguir viva"? 

Meghan: Sí. Fue como:  "estos son los pensamientos que estoy teniendo en medio de la noche que son muy claros. Y tengo miedo porque esto es muy real, no es una idea abstracta, es metódico y esto no es lo que yo soy". Pero teníamos que ir a ese evento y recuerdo que me dijo: "No creo que puedas ir". Y yo dije: "No puedo quedarme sola".

Oprah: Porque tenías miedo de lo que podrías hacerte...

Meghan: Y fuimos y eso... 

Oprah: Siento mucho oír eso.

Meghan: Y esa foto, si la amplías, lo que veo es lo fuerte que sus nudillos se agarran a los míos. Puedes ver el blanco de nuestros nudillos, porque estamos sonriendo y haciendo nuestro trabajo, pero ambos estamos tratando de aguantar. Y cada vez que las luces se apagaban en el palco real, yo lloraba y él me agarraba la mano. Y entonces era: "OK, el intermedio se acerca, las luces están a punto de encenderse, todo el mundo nos está mirando de nuevo", y tienes que estar de nuevo lista. Y esto es importante para que la gente sepa que puedes no tener ni idea de lo que está pasando alguien de puertas para adentro. Ni idea. Incluso la gente que sonríe más y brilla más.

Oprah: Lo sé. El público te está mirando. Y pensar que tú, antes, le habías dicho a Harry que ya no querías estar viva.

Meghan: Sí. Y apenas unas horas antes, sentada en las escaleras de nuestra casa de campo. Y luego sube y pon tu bolsa de maquillaje en el tocador y trata de recomponerte.

Oprah: Nadie debería pasar por eso.

Meghan: Y, ya sabes, Harry y yo estamos trabajando en esta serie de salud mental para Apple, y nosotros escuchamos un montón de estas historias. Nadie debería pasar por eso. Se necesita mucho valor para admitir que necesitas ayuda. Se necesita mucho valor para expresar eso. Y como dije, me sentía avergonzada. Se supone que debo ser más fuerte que eso. No quiero poner más peso en los hombros de mi marido. Él está llevando el peso del mundo. Aporto soluciones. Admitir que se necesita ayuda, admitir que uno está en un lugar oscuro.

Oprah: Has dicho algunas cosas bastante impactantes aquí.

Meghan: No pensaba decir nada impactante. Sólo estoy diciendo lo que ha sucedido. Lo siento si te ha impactado. Ha sido mucho.

Oprah: Estoy un poco conmocionada.

Meghan: Ha sido mucho.

Oprah: ¿Cómo te sientes acerca de que el palacio te escuche decir tu verdad hoy? ¿Tienes miedo de su reacción?

Meghan: Creo que no voy a vivir mi vida con miedo. Pero creo que, para responder a tu pregunta, no sé cómo pueden esperar que después de todo este tiempo sigamos simplemente callados si 'La Firma' está jugando activamente en la perpetuación de falsedades sobre nosotros. Que en un momento dado, vas a decir: "Pero, chicos, ¿alguien va a decir la verdad?". Y si eso viene con el riesgo de perder cosas... Hay mucho que se ha perdido ya. Y me duele mucho. Quiero decir, he perdido a mi padre. He perdido un bebé. Casi perdí mi nombre, está la pérdida de la identidad. Pero todavía estoy de pie y mi esperanza es que hay otro lado. Saber que vale la pena vivir la vida.

Oprah: OK. Me alegro de que lo veas ahora.

SIGUE LEYENDO AQUÍ LA ENTREVISTA A MEGHAN Y HARRY (III PARTE)