Khloé Kardashian y Kylie Jenner en Portofino. | Instagram @kyliejenner

Los looks a la italiana de las Kardashian en la tercera boda de Kourtney Kardashian en Portofino

Dolce&Gabbana ha firmado los estilismos de las hermanas más famosas del planeta durante las últimas 48 horas. 

Julia García

Estaba claro que no iba a haber dos sin tres. Tras darse el "sí, quiero" de manera inesperada en solitario en una capilla de Las Vegas en la noche de los Grammy y oficializar su matrimonio el 15 de mayo en unas dependencias judiciales de Santa Bárbara ante dos únicos testigos, Kourtney Kardashian y Travis Barker han vuelto a casarse esta vez sí, a lo grande y ante la presencia de multitud de familiares y amigos. 

La pareja ha alquilado el Castello Brown, una fortaleza del siglo XVI situada en la localidad de Portofino, para celebrar su enlace más esperado y hasta allí se han desplazado todas las Kardashian para disfrutar de un fin de semana largo a la italiana. ¡Y vaya si lo han disfrutado! 

Todo comenzó la noche del pasado viernes con una cena preboda en el Ristorante Puny de Portofino, en el que, según la revista People, degustaron un menú compuesto por pasta al pesto, lubina y vino. Fue allí donde pudimos ver por primera vez a las famosas hermanas a la entrada al local con looks que de estética gótica que parecía seguir un dress code marcado por los novios. 

Como no podía ser de otra forma tratándose del lugar en el que se encontraban, Dolce&Gabbana estaba detrás de todos los estilismos. Desde el vestido rojo transparente que lució la novia, hasta el conjunto gris compuesto por crop top y leggings que cubrían hasta el calzado con el que apareció Kim Kardashian, pasando por los diferentes vestidos negros que llevaron las dos Jenner, Kylie y Kendall; y terminando por el conjunto animal print en el que se enfundó Khloé Kardashian. 

Al día siguiente la tónica no cambió demasiado y la firma de Domenico Dolce y Stefano Gabbana también fue la responsable de los looks que lucieron las cinco, seis si contamos también a la madre del "klan", Kris Jenner. 

Para todos los festejos que estaban preparados para el sábado, Kourtney Kardashian eligió un outfit nupcial negro que iba acompañado de un pequeño velo terminado en encaje azul y cuyo protagonismo se lo llevaba la imagen de la virgen que llevaba bordada en la zona central del minivestido. 

Ese mismo color, el negro, fue el escogido por Kim Kardashian, quien optó por un vestido negro de gasa de manga larga al que le añadió un par de collares con cruces de plata; mientras que Kendall Jenner y Khloé Kardashian prefirieron que fueran los tonos tierra los que les acompañaran con un dúo de chaqueta+falda larga y un ajustado minivestido, respectivamente. 

Kylie Jenner, por su parte, fue la que se alejó ligeramente del estilo marcado por sus hermanas con un diseño de flores ajustado de finos tirantes que también tenía el sello de la icónica marca italiana.