Linda Evangelista, en 2015 | GETTY

Linda Evangelista reaparece tras la operación que le dejó "brutalmente desfigurada"

"No puedo vivir así más, escondida y avergonzada", ha dicho la supermodelo en su reaparición pública tras someterse a una cirugía cuyos efectos secundarios le han dejado “irreconocible”.

Noelia Murillo

Después de años apartada del foco mediático, el nombre de Linda Evangelista ha vuelto a copar titulares en los últimos tiempos. ¿La razón? Su notable cambio de imagen a causa de un procedimiento estético al que se sometió en 2016 y que, en sus propias palabras, dejó su rostro "brutalmente desfigurado". Ahora, la modelo ha decidido dar un paso al frente y posar por primera vez para un medio de comunicación para hablar abiertamente sobre su amarga experiencia y la presión que sufren las mujeres por mantenerse jóvenes.

Ha sido la revista People la que ha publicado su retrato en portada junto a una entrevista en la que se abre en canal. "No me miro en el espejo. No se parece a mí", ha reconocido la modelo, retomando así el debate sobre la percepción de nuestros cuerpos que abrió hace unos días la actriz Emma Thompson en un discurso viral.

En el texto, Evangelista se pregunta por qué las mujeres "tenemos que hacerle esto a nuestros cuerpos", reconociendo que ya no queda nada de la que fuera uno de los grandes iconos de las pasarelas de la década de los 90 y los 2000. "No me reconozco físicamente, pero tampoco me reconozco como persona. Ella [la supermodelo] se ha ido". 

Recientemente ella misma se confesaba al respecto en su cuenta de Instagram, donde se sinceraba con su más de un millón de seguidores. Con ellos ha compartido una reflexión acerca de estos últimos años, tras someterse a ese procedimiento quirúrgico para reducir grasa llamado ‘CoolSculpting’.

"A mis seguidores, que se han estado preguntando el motivo por el que no he trabajado mientras que las carreras de mis compañeros prosperaban, la razón es que me han desfigurado brutalmente después del procedimiento de criolipólisis, de Zeltig, que hizo todo lo contrario a lo que me prometieron", indica al comienzo del escrito.

Tras este estremecedor arranque, la supermodelo, de 56 años, explicaba que se ha sometido a dos dolorosas operaciones reparadoras que no han dado los resultados esperados y le han dejado el rostro deformado de forma permanente. Si bien es cierto que en 2017 ‘The Daily Mail’ adelantó que Linda estaba "irreconocible" ha sido ella quien se ha descrito así misma con la misma palabra más de cuatro años después.

Carta Linda Evangelista | @lindaevangelista / INSTAGRAM

"Debido a este tratamiento, he desarrollado hiperplasia adiposa paradójica, o HAP, un riesgo del que no se me había informado antes del procedimiento", ha asegurado. Se trata de una patología llamada hiperplasia adiposa paradójica que hace que las células grasas que han sido tratadas doblen su tamaño. A pesar de que se desconocen los motivos por los que ocurre esto, no es peligroso para la salud, pero sus efectos son irreversibles.

¿Cómo serían Jennifer Aniston, Jennifer Lopez, Meghan Markle o Kate Middleton si hubieran cumplido años alejadas de la fama?

El vídeo de Emma Thompson: "Nos han lavado el cerebro para que odiemos nuestros cuerpos"

En ese momento momento, la ‘top’ aseguró que quiere seguir adelante y "deshacerse de la vergüenza" por este cambio radical que le ha cambiado la vida. "Estoy cansada de vivir así. Me gustaría salir por la puerta con la cabeza bien alta, a pesar de que ya no parezca yo misma ni de lejos", añadía después de confesar que ha interpuesto una demanda contra la empresa de cosmética por 50 millones de dólares, alegando que no puede trabajar. "No solo ha destruido mi modo de vida, sino que me ha hecho caer en un ciclo de profunda depresión, tristeza y el más profundo autodesprecio".

Linda Evageista en la fiesta Vanity Fair Oscar Party de 2007 | Mark Mainz / GETTY

Ante este ejercicio de sinceridad, han sido varias famosas las que le han querido felicitar por su valentía y mostrarle su apoyo. Entre ellas, la también modelo Karen Elson, Carolyn Murphy, Amber Valletta, Helena Christensen, Gwyneth Paltrow o los diseñadores Brandon Maxwell y Jeremy Scott. El aplauso ha sido unánime.