Emilia Clarke, en un acto previo a los Premios Bafta 2020 en Londres. | Matt Crossick / GTRES

Emilia Clarke revela que los aneurismas que sufrió podrían haberle dejado sin habla

La actriz británica ha contado que estas dejaron partes de su cerebro "inutilizables"

Noelia Murillo

Emilia Clarke es una de las mujeres más populares de los últimos tiempos gracias a 'Juego de Tronos', serie irrepetible que ha conseguido todos los récords posibles y con la que ha hecho de Danaerys Targaryen uno de los personajes más influyentes de la pequeña pantalla. No es casualidad que, por ejemplo, este sea el nombre que muchas familias escogen para sus retoños, en tiempos en los que Juan, María o Francisco le dan paso a otros nombres más contemporáneos.

Además de ser una de las mujeres más influyentes de la historia, tanto a nivel cultural como en el universo de la moda, podría decirse que Emilia Clarke es una de las más afortunadas y no en lo referente al ámbito económico... O no, al menos, de forma exclusiva. Y es que la actriz ha confesado en una reciente entrevista en Sunday Morning, de la BBC1, que es una mujer con suerte porque, debido a dos aneurismas que dejaron parte sde su cerebro "inutilizables" no debería poder hablar.

Antes de nada, conviene recordar en qué consiste un aneurisma. Se trata de una protuberancia o abombamiento anormal que tiene lugar en las paredes de un vaso sanguíneo. Debido a ello, este se puede romper y ocasionar un sangrado interno que, generalmente, provoca la muerte del paciente. Si bien es cierto que este fenómeno suele darse en el pecho y el abdomen, también tiene lugar en la cabeza. En ese caso, cuando un aneurisma se rompe, produce un derrame cerebral.

-Emilia Clarke ha escrito un cómic y esto es por lo que no te lo puedes perder

-Emilia Clarke sufrió dos aneurismas durante el rodaje de 'Juego de Tronos'

De ahí que hablemos de Emilia Clarke como una mujer afortunada, debido a que la actriz sufrió dos aneurismas (el primero en 2011, que le provocó un derrame, y el segundo en 2013, tras haber duplicado su tamaño) por los que podría haber perdido la vida o que podrían haberle dejado graves secuelas. Así, la también protagonista de 'Last Christmas' , ha reconocido que pertenece "a la muy, muy, muy pequeña minoría de personas que pueden sobrevivir a eso".

Sobre las mínimas consecuencias de haberlos sufrido, que podrían haberle llevado a no poder volver hablar o a depender de otras personas, la intérprete ha reconocido que se obtiene "mucha perspectiva" y supone un aprendizaje vital. "La cantidad de mi cerebro que ya no se puede utilizar... Falta bastante, algo que me provoca la risa", ha comentado con su gran sentido del humor, explicando que los accidentes cerebrovasculares, "básicamente, tan pronto como cualquier parte de tu cerebro no recibe sangre por un segundo, desaparece. Y así, la sangre encuentra una ruta diferente para moverse, pero luego, cualquier parte que falte, desaparece".

Sobre las consecuencias de ambos aneurismas, Clarke ha asegurado que sufrió afasia, una afección que afecta a la capacidad de comunicarse, así como a la forma en la que se escribe y se comprende tanto el lenguaje oral como el escrito y que también padece Bruce Willis, recientemente retirado del cine por ello. No obstante, su memoria no se ha visto afectada a largo plazo y, por ello, la actriz es capaz de seguir representando obras teatrales "de dos horas y media todas las noches y no olvidar una línea".