El 19 de febrero de 1981, una jovencísima Diana, entonces solo contaba 19 años, se comprometía con el heredero al trono de Inglaterra, el príncipe Carlos. | GTRES

7 razones por las que recordamos a Lady Di

Woman.es

1. Su historia de amor

Ella representó el ideal del cuento de hadas del príncipe azul. Finalmente la historia de amor se acabó convirtiendo en pesadilla, pero cuando se casó el 29 de julio de 1981 nadie podía pensar que el cuento tendría un final tan amargo.

2. Su anillo de compromiso

En el recuerdo de tod@s el día del compromiso entre Diana y el príncipe Carlos de Inglaterra y el anillo. El zafiro azul (de 18 quilates) rodeado de 14 diamantes y montado sobre oro blanco. Diana lució por última vez el anillo en 1996, justo antes de firmar el divorcio.

Este anillo, que ha vuelto a ser actualidad, pasó a su hijo el príncipe Guillermo quien se lo regaló a Kate Middleton en su compromiso. Así Diana estuvo presente en un momento tan especial.

3. Su faceta solidaria

Muchas fueron las causas en favor de los más desfavorecidos. Sólo unos días antes de su muerte había estado en Bosnia con la Red de Supervivientes de los Campos de minas y esta labor permitió que la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona obtuviera el Premio Nobel de la Paz en 1997.

4. Su corte de pelo

En 1990, el estilista Sam McKnight le recomendó que su pelo fuera corto, lo que le daría un aspecto más sofisticado y moderno. Desde entonces siempre lo llevó cortado a capas. Ese look fue su seña de identidad.

5. Una auténtica it girl

Su looks en blanco fueron muy imitados. En esta fotografía posa casi como si de una ‘it girl’ se tratara. Su estilo era y sigue siendo fuente de inspiración para muchas mujeres.

6. Su tristeza

Muchas fueron las ocasiones en las que se la vio en público con una mirada perdida, triste, e incluso lloró. En 1986 Carlos de Inglaterra retoma su relación con Camila Parker-Bowles, algo que Diana siempre supo, tal y como acabó contando en la entrevista de que concedió a la BBC en 1995. En ese momento también contó que sufrió una depresión post-parto cuando nació el príncipe Guillermo, situación que no se entendió en la familia y empezó a sufrir episodios de bulimia.

7. Una auténtica deportista

Son muchas la imágenes que nos han llegado en ropa deportiva, en bicicleta o esquiando, deporte que practicaba de forma habitual en invierno.

El 31 de agosto de 1997, con 36 años, perdió la vida cuando su coche se estrelló en el túnel de l'Alma de París. Junto a ella fallecieron su novio, Dodi Al-Fayed, y el conductor del coche, Henry Paul.