Los trucos básicos para eliminar cicatrices

Hidratación, protección y cuidados. Las cicatrices necesitan de mucha paciencia, mimos y, sobre todo, los mejores trucos y productos para reducir su aspecto.

Las cremas hidratantes para cuidar cuerpo y rostro.
shironosov

El cuidado de nuestra piel se ha convertido en una parte imprescindible de nuestra rutina diaria. A lo largo de nuestra vida, pasamos por diferentes etapas y, en todas y cada una de ellas, somos conscientes de la importancia del cuidado de nuestra piel. Ahora con la llegada del verano y la exposición solar, deben ser más exhaustivos los cuidados de la piel en cuanto a protección, pero también en cuanto al cuidado de nuestras cicatrices.

La piel es el espejo de toda una vida. Nuestra piel refleja vivencias, cambios y, sobre todo, evolución de la vida. Seguro que más de una tiene una cicatriz de infancia, de aquel rasguño jugando en el parque. Pero también existen esas cicatrices por accidente doméstico o por una operación que quedan en nuestra piel por siempre y que para eliminarlas requieren de mucho cariño, paciencia y cuidado.

¿Por qué se forma cicatriz tras la herida? Se trata del resultado que obtenemos entre la rotura de nuestra piel y la regeneración y fusión de nuevo de los tejidos. Es la consecuencia directa de ese proceso interno y externo de regeneración que puede cambiar de forma o color dependiendo de diferentes factores.

La eliminación de esta alteración en la piel depende en parte del tipo de epidermis y de su elasticidad, porque cada persona y cada piel es un mundo. Sin embargo, nada es imposible y lo cierto es que puede que en algunos casos la eliminación absoluta sea complicada, pero sí podemos poner ciertos remedios que ayuden a que nuestra piel mejore visiblemente. ¿Quieres conocer los trucos para eliminar cicatrices? Estos son los consejos básicos.

Si la cicatriz es reciente, es recomendable limpiar bien la zona de la herida con un jabón, recomendado por tu dermatólogo, e incorporar a tu rutina una opción ultra hidratante única o crema cicatrizante para las zonas más secas como codos y rodillas, así como para la parte de la cicatriz.

La hidratación es imprescindible. Ya sea por la cicatriz o no, nuestra piel necesita de máxima hidratación. Así que tras la ducha no olvides hidratar tu piel con las mejores cremas hidratantes corporales o, si lo prefieres, con aceites corporales. También puedes incorporar aloe vera puro que ayudará a aliviar la zona y a que la regeneración del tejido sea mucho más rápida.

Por supuesto, ahora que ha llegado el momento de exponernos al sol, hay que proteger al máximo esa cicatriz para que la cura sea completa y no queden manchas en el futuro. Evitar su exposición, así como tratar con delicadeza la zona con los mejores productos que ayuden a una mejor elasticidad, a evitar manchas y a suavizar la zona, será clave para reducir o cuidar cualquier cicatriz o alteración de la piel.

Síguele la pista

  • Lo último