Siete malos hábitos que te harán parecer mayor

Paola Lei | Woman.es

Te interesa:

· Errores de maquillaje que te suman años.

· 10 modos inesperados de rejuvenecer tu cerebro.

· 4 trucos caseros para rejuvenecer el rostro.

1. Eres multitarea

Te consideras eficaz y productiva porque puedes hacer muchas cosas a la vez, pero también pones al organismo en una situación de estrés profundo que pasa factura en forma de oxidación y liberación de radicales libres que dañan a las células y aceleran su envejecimiento. Es mejor (y aunque no lo creas, es más productivo) concentrarse en una sola cosa cada vez.

2. Pasas la mayor parte del día sentada

Los daños de llevar una vida sedentaria están muy bien documentados. Las personas que pasan la mayor parte del día sentadas tienen más riesgo de desarrollar una enfermedad renal, una dolencia cardiovascular o un tumor. Obviamente un poco de ejercicio ayuda a neutralizar ese riesgo. Un estudio publicado en la revista British Journal of Sports Medicine asegura que las personas que se ejercitan semanalmente durante 150 minutos o más viven entre 10 y 13 años que las inactivas.

3. No usas contorno de ojos

En tu rutina de belleza incluyes una hidratante genérica pero te saltas una crema específica para los ojos. Debes saber que la piel que está alrededor de los ojos es muy fina y muestra los años primero que ninguna otra parte del cuerpo. Mantener hidratada la zona del contorno de los ojos es un modo bastante eficiente de quitarte años de encima. Los contornos de ojo más efectivos contienen Retinol A, una forma de vitamina A, además de algún elemento antioxidante.

4. Usas demasiado maquillaje

Otra forma de parecer mayor es el exceso de maquillaje, especialmente los que son ricos en aceite que suelen atascar los poros. Otros productos que tienen mucha fragancia o mucho alcohol pueden resecar la piel y provocar líneas de expression prematuras.

5. Duermes con la cara en la almohada

Dormir con la cara aplastada contra la almohada crea nuevas arrugas y acelera el envejecimiento. El tejido conectivo y el colágeno de la piel de la cara se debilitan. Mucho mejor dormir sobre la espalda. El pecho también lo agradecerá.

6. Bebes con frecuencia con una pajita

El gesto de absorber con una pajita es letal para las arrugas del contorno de los labios. El llamado código de barras aparecerá antes, lo mismo en el caso de que seas fumadora. Mejor beber de un vaso e infinitamente mejor, no fumar.

7. Has eliminado toda la grasa de tu dieta

En teoría parecía una buena idea, en la práctica es un disparate. Algo de grasa es necesario para mantener el buen funcionamiento del cuerpo y para que la piel mantenga una apariencia más lozana y fresca. Los ácidos grasos Omega 3 (presente en el salmon y en las sardinas) pueden ayudarte a retrasar la aparición de algunas arrugas y a mantener el cerebro y el corazón saludables.