Filippo Fortis / IMAXTREE

Por fin alguien te cuenta cómo se aplican, de verdad, los aceites faciales

Una experta nos cuenta cómo sacarle todo el partido a este producto cosmético al que muchas todavía temen.

UXÍA B. URGOITI

Es verdad que así, de primeras, cuando escuchas la palabra aceite pensada para que te la apliques en el rostro, te viene una imagen como de grasa, que se ajusta poco a la realidad. Por esos este producto cosmético es uno de los grandes olvidados para muchas a pesar de que para las amantes de la belleza se haya convertido en uno de los pasos imprescindibles de su rutina de belleza. Nosotras hemos querido pedirle consejo a una experta para que nos desvela la verdad sobre este cosmético y cómo sacarle todo su partido. La farmacéutica Rocío Escalante, titular de Arbosana Farmacia y experta en dermofarmacia, nos cuenta cómo usarlos correctamente. 

Aceite facial de Tarte

D.R

Lo primero que tenemos que saber es que una crema hidratante y un aceite no son lo mismo. 'La diferencia esencial es la composición. Las cremas siempre llevan un componente acuoso (agua) y otros que pueden ser oleosos, además de sustancias emolientes. En cambio, los aceites no llevan agua. Esta composición determina que el aceite penetre menos, quedándose en la superficie de la piel. Mientras que las cremas sí penetran a un nivel más profundo. Otra diferencia importante es la textura, en general, la crema siempre se va a absorber más rápidamente, mientras que el aceite tarda un poco más. A la hora de hidratar, cremas y aceites ofrecen una buena hidratación', nos cuenta Rocío.

'Omega Face Oil' de Boscia

D.R

Otra de las dudas que siempre nos surgen a la hora de decidirnos usar un aceite facial es qué momento es el adecuado, pero Rocío Escalante nos lo acalara: 'Lo importante es siempre adecuar la rutina de cuidados al tipo de piel. Los aceites son más adecuados para hidratar las pieles maduras o muy secas, pero también se pueden usar en pieles mixtas. Hay que fijarse en la fórmula, y ver que sea adaptada al tipo de piel y al problema que queramos mejorar. Los aceites son más apropiados para el otoño o el invierno, porque son texturas que en verano apetecen menos. Dentro del ritual de cuidados, el aceite se aplica después de la limpieza y después del sérum. Y va en sustitución de la crema. Un buen momento para usar el aceite facial es en el ritual de noche, aunque se puede usar también de día, siempre que el producto lo permita'.

'Luna sleeping' de Sunday Relay

D.R

 

 

Y la última duda que despejamos gracias a esta farmacéutica y que va a hacer que nos volvamos adictas a los aceites faciales es cómo hay que usarlos. 'Es muy importante que en el caso de los aceites se aplique poca cantidad: entre dos y cuatro gotas será suficiente. Se caliente el producto en las manos y luego se aplica mediante una ligera presión sobre cara, cuello y escote. También se puede masajear suavemente en círculos hasta su completa absorción' sentencia Rocío Escalante.

Woman participa, de manera directa o indirecta, en diversos programas de marketing de afiliación. El equipo de Woman recomienda de manera independiente productos y/o servicios de las marcas adheridas a tales programas de afiliación que puedes comprar en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Woman puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de productos recomendados.