L’Oréal Paris. | Doucefleur / ISTOCK

Nos unimos al reto de L’Oréal Paris: proteger el planeta hoy para impulsar a las mujeres de mañana

Menos emisiones, más envases reciclados, materias primas más sostenibles e inversión en comunidades de mujeres vulnerables. ¡Porque nuestro planeta, sin duda, lo vale! 

Woman.es para L´Oréal Paris

Menos de diez años, ese es el tiempo del que disponemos, según los científicos, para reducir a la mitad las emisiones de combustibles fósiles. Poco tiempo para un cambio tan importante. L’Oréal Paris, como la firma cosmética número uno del mundo, también está comprometida con este desafío y asume el reto de cambiar los cánones de belleza hacia otros más sostenibles.  Para ello, la firma presenta un plan a diez años guiado por objetivos ambiciosos, en el que el empoderamiento de la mujer tiene un papel absolutamente protagonista. Además, comprometidos con la crisis climática que vivimos, se han propuesto reducir a la mitad su huella de carbono por producto de aquí a 2030. 

Bajo el claim #PorqueNuestroPlanetaLoVale, la firma se ha marcado unos objetivos de reducción de impacto que se sintetizan en este vídeo.

“Como marca de belleza que obtiene muchas de sus materias primas de la naturaleza, somos conscientes de la belleza de nuestro planeta, de su fragilidad y del papel que podemos desempeñar para protegerlo”, ha dicho Delphine Viguiere, Presidenta Global de Marca de L’Oréal Paris.

Y es que L’Oréal Paris ha tomado conciencia sobre cuál debe ser la visión, el propósito y las responsabilidades de una gran empresa para hacer frente a los retos del mundo. Para lograrlo invertirán 10 millones de euros en proyectos medioambientales que tengan también la vocación social de apoyar a las mujeres y su empoderamiento y promover la igualdad de género. Tal y como explica Viguiere: "Hemos luchado durante años para empoderar a las mujeres, aumentar su confianza en sí mismas, darles herramientas para enfrentar al mundo, y nuestra ambición sostenible está alineada con esta lucha, ya que las mujeres son las primeras víctimas del cambio".