Anya Taylor-Joy protagoniza la película de terror 'Last night in Soho' ('Última noche en el Soho'). | Universal

Vuelve el beehive: el peinado triunfador para las fiestas (palabra de Anya Taylor-Joy)

La actriz Anya Taylor-Joy recupera el semirrecogido cardado en su nueva película 'Última noche en el Soho'. Y, como ya pasó en Gambito de Dama, lo hace con tanto acierto que todas queremos copiar su look retro. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

No es la primera vez que Anya Taylor-Joy resucita un estilo retro. Su Beth Harmon, en Gambito de Dama, recuperó el eyeliner sesentero y la melena midi (tanto con ondas al agua y flequillo como con las puntas hacia fuera) con gran éxito. La actriz, que recientemente ha sido reconocida como Rostro del Año en los Premios CFDA 2021, convierte cada una de sus apariciones en una fuente de inspiración. De hecho, se ha llegado a decir que sus estilismos están devolviéndonos a la edad dorada de Hollywood. El ejemplo más reciente es su papel en el thriller 'Última noche en el Soho'. En él da vida a Sandy, una cantante del Swinging London, la icónica escena cultural del Londres de los años 60, que desprende glamour con cada uno de sus looks. Entre ellos, el cardado beehive (colmena, en español) brilla con luz propia, convirtiéndose en un peinado perfecto para la próxima Navidad.

Este peinado sesentero, sello de identidad de Brigitte Bardot que después adoptarían otros rostros conocidos como Amy Winehouse o Adele, vivió un gran momento también en nuestro país. Como nos recuerda Bea Guerrero, CEO de Ángela Navarro, "este peinado era uno de los más pedidos a finales de los 60, principios de los 70, cuando esos volúmenes permitían que el pelo durara una semana intacto". Aunque ahora nuestras intenciones a la hora de elegir peinado no tiene tanto que ver con su duración, lo cierto es que cinco décadas después de su boom, el beehive ha vuelto a conquistarnos. Glamouroso y sexy, permite jugar con tantas versiones (desde la más pulida y exagerada hasta el semirrecogido deshecho) que todo el mundo puede encontrar la suya. Anya Taylor-Joy triunfa con el semirrecogido con flequillo; a Dua Lipa la hemos visto con la interpretación más extrema. Mientras que Aimee Lou Wood (Sex Education, Netflix) opta por un moño beehive de aire soft. 

Dua Lipa con vestido de Vivienne Westwood en los Brit Awards 2021. | Instagram @brits

Lo principal para hacerlo en casa: "Paciencia, un peine de púas y laca", enumera Bea Guerrero. En su opinión, aunque hay personas que nacen con el gen, con práctica se puede conseguir. "El truco está en separar pequeñas secciónes de cabello y “peinar” a contra cutícula agrupando el cabello cerca de la raíz para hacer un volumen". Sin embargo, advierte que no hay que lanzarse a cardar sin ton ni son y nos invita a analizar nuestro rostro para adaptar el cardado. "Si tu rostro es muy alargado, procura no subir mucho el volumen en vertical y juega más dando volumen en los lados y, si tu rostro es más redondeado, puedes equilibrar el volumen con la cantidad de flequillo y la altura del cardado". aconseja.

Si no te ves con tiempo de practicar con el cardado de aquí a las próximas fiestas, Bea nos chiva que existen unos postizos de tipo crepé con los que puedes hacer una base y cubrirla con tu propio pelo. "Aquí es importante dar algo de textura a tu melena para conseguir el efecto deseado", señala. Así que ya sabes, si crees que este año hay que volver a llenar la Navidad de glamour (o buscas un golpe de efecto para acompañar tu pijama o ugly sweater), prueba suerte con el beehive