Ondas y bucles, al alcance de tu mano

Si eres fan de las melenas con ondas de Nicole Kidman o Madonna, que sepas que lucir suaves bucles ahora es más fácil gracias a las nuevas tenacillas cónicas de Rowenta. Consigue el look cool de esta temporada.

Susana Fernández

Marcar rizos u ondas se lleva desde el tiempo de nuestras abuelas, quienes utilizaban tenacillas de hierro calentadas al fuego. Hoy en día, para conseguir una melena con bucles o un recogido con algunos mechones a modo de tirabuzón, tienes varias opciones: desde rulos térmicos extragrandes a mechones pegados al cuero cabelludo enroscados con horquillas... Aunque la forma más rápida y práctica es utilizar tenacillas de última generación. Como la nueva herramienta de Rowenta, Curls Style: una tenacilla de forma cónica que proporciona rizos más sueltos y desestructurados, y en la que destaca el cubrimiento de turmalina, que evita el encrespamiento del cabello gracias al efecto anti-estático. Se complementa con la función Ionic, que distribuye homogéneamente iones sobre el mechón del cabello a fin de reducir la electricidad estática y el encrespamiento, dejando el pelo suave y brillante.
Las nuevas tenacillas Curl Style de Rowenta alcanzan una temperatura máxima de 200ºC y cuentan con un display LCD que permite un control más precioso. Así también la punta de Toque Rrío asegura una manipulación segura a la hora de moldear el cabello.

Precio: 34,99 €.

Algunos trucos:

1. No utilices las tenacillas con el pelo mojado, lo abrasarías. Así pues, seca el cabello y aplica un protector térmico.
2. A partir de ahí se trata de ir colocando diferentes mechones, de unos 2 cm: enróscarlos en las tenacillas, presiona unos segundos y suelta. Después deja enfriar y ahueca el pelo con los dedos para que quede más natural. El tiempo que aplices el calor dependerá de tu cabello, si es lacio y fino, con 30 segundos a temperatura media será suficiente.
3. Si quieres que los mechones no queden 100% rizados y que los bucles se vean más naturales, no subas la tenacilla hasta la raíz, trabaja sólo medios. Alterna mechones muy rizados con otros trabajados solo en puntas.
4. No insistas mucho en las puntas si quieres conseguir un resultado natural, así los mechones quedarán con ondulaciones más abiertas y desenfadadas.
5. Al final del proceso peina con un peine de púas muy anchas (así eliminarás el apelmazamiento) y aplica una suave capa de laca, para fijar los bucles y que duren más tiempo.
5. Para limpiar las tenacillas, pasa un paño húmedo o utiliza un poco de alcohol desnaturalizado.