Encontrar el color de tinte perfecto es posible

Araceli Ocaña | Woman.es

¿A ti no te pasa que, cuando entras en una peluquería, esperas lo mejor y lo peor? Por la ilusión, y porque para eso vas, esperas lo mejor: consejos, un cambio radical a tu vida... No sé, algo. Pero la historia te trae malos recuerdos, como no tienes ni idea y te parece que los peluqueros más que cortes hacen magia, y... No siempre tiene por qué salir bien.

Cuando vas a teñirte la cosa pasa a peor: siempre te preguntan qué color quieres, pero no es fácil saber cómo llegar a él ni cómo te va a quedar. Es como cuando en 'Supervivientes' te sueltan desde un helicóptero en medio del océano: búscate la vida.

Por suerte hay lugares donde te dicen: "No te preocupes, todo va a salir bien: a lo mejor no puedes ser rubia porque tienes el pelo color noche cerrada con eclipse lunar, pero vamos a darte algo que vaya con tus facciones y tu piel" Y, oye, respiras más tranquila.