Líneas de marioneta: qué son y cómo tratarlas

Pese a que suena a algo divertido, lo cierto es que estas líneas de expresión pueden transformar por completo tu rostro. ¿Cómo se puede prevenir su aparición y tratarla? Te lo contamos.

Líneas de marioneta: qué son y cómo tratarlas

Pese a que conocemos a la perfección las líneas y arrugas del entrecejo, la sonrisa y las patas de gallo, estamos menos familiarizadas con las llamadas líneas de marioneta que, sin embargo, son uno de los signos de la edad que, sin duda, más debemos temer que aparezcan en nuestro rostro. Llamadas así por su ubicación, que recuerda a la cara articulada de una marioneta, estas arrugas se sitúan en la comisura inferior de los labios y crean pliegues oblicuos que se extienden por la cara hasta la barbilla. Al estar en dirección perpendicular al óvalo facial, nos dan un aspecto especialmente triste y nos envejecen drásticamente.

Líneas de marioneta: ¿de dónde vienen?

Están causadas por la flacidez de la piel y la pérdida de volumen en los pómulos a medida que envejecemos, lo que provoca un descolgamiento general del óvalo facial, así como una intensa actividad muscular en las comisuras de los labios. Aunque pueden aparecer a partir de los 30 años, las líneas de marioneta suelen ser más frecuentes a partir de los 40 y pueden acentuarse a partir de los 50. Además, tienden a ser más pronunciadas en los fumadores, ya que el tabaquismo tensiona el músculo responsable de su aparición.

Tipos de arrugas y líneas de expresión
metamorworks

¿Cómo prevenir su aparición?

Dado que son una consecuencia del envejecimiento natural de la piel y del rostro, desgraciadamente no se puede evitar su aparición, pero sí es posible ralentizarla y evitar que empeoren. Esto puede hacerse, por ejemplo, aplicando tratamientos antiedad reafirmantes en el rostro por la mañana y por la noche para contrarrestar la flacidez de la piel, redensificarla y evitar que el óvalo facial se hunda demasiado.

Además, puedes hacer unos sencillos ejercicios de yoga facial cada día si empiezan a aparecer para evitar que se profundicen. Para reafirmar las mejillas, puedes, por ejemplo, inflarlas con aire y luego moverlo de una mejilla a otra durante unos 30 segundos. Para prolongar el trabajo en las mejillas y dirigirse a las arrugas de la comisura de los labios y del óvalo facial, inclina la cabeza hacia atrás y da una docena de besos sonoros hacia el cielo antes de llevar la cabeza hacia delante y exhalar suavemente con la boca en forma de corazón. Por último, ¡sonríe! Esta es también una forma eficaz de tratar las líneas de marioneta.

¿Cómo tratarlas?

Como sabemos, a veces sólo reaccionamos cuando el daño está hecho, o mejor dicho, cuando las arrugas ya se han instalado... En ese caso, necesitaremos una ayudita extra más allá de las cremas y los ejercicios de yoga facial, como pueden ser alguna de las siguientes.

Inyecciones de ácido hialurónico: su eficacia está demostrada para tensar la piel del rostro y rellenar los surcos más profundos. Presente de forma natural en el organismo, el ácido hialurónico es una solución que ofrece resultados inmediatos.

Lifting facial: aunque no actúa directamente sobre las líneas de marioneta y no puede hacerlas desaparecer por completo, un lifting consigue reducir en gran medida este tipo de arrugas.

Síguele la pista

  • Lo último