Filmus Producciones

Chez Gala González: visitamos el céntrico piso de la influencer en una cena muy especial entre amigos

La modelo nos abre las puertas de su casa y nos descubre, rodeada de sus mejores amigos, cuáles son sus perfumes y olores favoritos de la mano de la Collection Privée de Dior. 

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Aunque hoy nos parezca una profesión de lo más normalizada, cuando todavía no existía en nuestro vocabulario ni el término 'influencer', Gala González ya era todo un icono de estilo a nivel mundial. Dejó su Galicia natal para irse a estudiar diseño a Londres, algo que seguro no extrañaría a nadie en su casa, ya que es sobrina de uno de los diseñadores españoles más prestigiosos de todos los tiempos, Adolfo Domínguez.

Sin embargo, allí no solo se formó como diseñadora, sino que comenzó su carrera como una de las bloggers más importantes de nuestro país. Desde entonces su popularidad no ha hecho más que crecer y puede presumir de ser, además de un auténtico referente en el mundo de la moda, toda una empresaria de éxito gracias a su propia marca de ropa y complementos, am.lul.

Pese a que ha vivido en diferentes ciudades del mundo a lo largo de su vida, es precisamente este proyecto el que le ha llevado a establecerse por el momento en Madrid, en un bohemio piso en el centro de Malasaña que pudimos visitar hace unos días, y en el que descubrimos, junto a ella y sus amigos, la Collection Privée Christian Dior con sus 22 fragancias de autor.

Así, Gala González se convirtió en la perfecta anfitriona organizando una cena en su casa de Madrid, para la cual Gabriela Palatchi, la chef más de moda del momento, preparó un menú gallego en honor a los orígenes de la influencer. Durante la velada, cada uno de los asistentes a la cena pudo encontrar su fragancia ideal dentro de la amplia colección, gracias a la ayuda y el asesoramiento de Daniel Figuero, Embajador Internacional de Fragancias Dior, que ha desarrollado un método infalible que pone en práctica durante una consulta privada, mediante una serie de preguntas personales. Su formación de psicólogo le ayuda también a entender la personalidad de su interlocutor y proponerle un estilo de fragancia que encaja con sus gustos y con lo que desea transmitir a través del perfume.

Mafalda, cantante indie de electrónica y dark pop, fue 'diagnosticada' como amante de los perfumes intensos y oscuros, por lo que la fragancia oriental aterciopelada Ambre Nuit, con sus notas animales sensuales de rosa y ámbar gris, se impuso como una evidencia.

Laura Caldarola, influencer conocida por su perfil de 'mamá cool' y su marido, José Pastrana, eligieron respectivamente Rose Kabuki, un floral ligero empolvado y Balade Sauvage, una fragancia mediterránea aromática y soleada.

La estilista Julia Sanchís se dejó seducir por la fragancia Dioramour, una composición que recuerda el aroma que deja la persona querida en la almohada y que solo se revela en las distancias cortas.

Gemma Galán, modelo y presentadora, se enamoró de Jasmin des Anges, una propuesta floral dulce, espontánea y ultrafemenina, que rinde homenaje al jazmín de Grasse.

Lucía González, creadora de contenidos digitales, buscaba un perfume que representara su personalidad alegre y divertida. Rouge Trafalgar es el ejemplo perfecto de una fragancia turbulenta, llena de vida, que estalla como una carcajada con sus notas intensas y aciduladas.

El mago John Steiner, pareja de Gala, se decantó por un Chipre ultra chic que encierra en un frasco la esencia misma de la maison a través de su color más icónico: Gris Dior

Por fin la anfitriona, Gala, eligió Sakura, una estela sencilla y poética que representa los cerezos en flor que adornan y perfuman los paisajes japoneses a la llegada de la primavera. Tras una aparente delicadeza y una frescura inicial se esconde un aroma persistente y tenaz que envuelve los sentidos