Backcombing, el truco para que tus cejas parezcan más gruesas sin maquillaje

¿Tus cejas son finas o poco pobladas? Tenemos la solución: el backcombing (peinado hacia atrás), que es una forma sencilla pero muy eficaz de darles más volumen. Te contamos cómo hacerlo.

Backcombing o cómo peinar tus cejas para que parezcan más gruesas

Nuestras cejas no se libran de seguir las tendencias de maquillaje del momento y si las cejas finas de los años 90 han conseguido volver a la palestra para las que las tienen finas de forma natural, esta forma de cejas no ha conseguido destronar a las cejas gruesas y tupidas que siguen teniendo el monopolio en 2022. Tanto si se diseñan para levantar la mirada, como si se copia la forma de las de Audrey Hepburn, o bien prefieres maquillarlas a diario para engrosarlas, las cejas pobladas son algo que todas deseamos en mayor o menor medida, pero como no todo el mundo tiene la suerte de tener de manera natural la forma y el grosor deseado, hoy vamos a enseñarte un trucazo que va a cambiar tu vida para siempre.

Si tus cejas son demasiado finas o escasas, debes saber que un simple gesto puede darles grosor y volumen al instante: el backcombing o peinado hacia atrás. Una técnica conocida por los maquilladores, pero menos por el público en general que, sin embargo, es un truco de belleza infalible para lucir unas cejas más pobladas sin necesidad de ser un profesional del diseño de cejas o del maquillaje.

¿Qué es el backcombing?

Como su nombre indica, es una forma de peinar las cejas que consiste en cepillarlas en sentido contrario al del crecimiento del pelo. La idea es levantar los pelos para que ocupen más espacio y las cejas ganen volumen. Se trata de un movimiento similar al que hacemos para aumentar el volumen de nuestro cabello cuando despeinamos nuestra melena boca abajo.

Como puedes ver, un simple cepillo de cejas o goupillon es todo lo que necesitas para cepillar tus cejas y darles el aspecto que deseas. Pero si el gesto cuenta, el uso de un producto específico para ponerlo en práctica puede marcar claramente la diferencia y mejorar el resultado obtenido con el backcombing. Así, puedes optar por peinar tus cejas usando un gel transparente o del color de tu ceja, que también texturizará los pelitos para engrosarlos, o incluso combinar esta técnica con el uso de un lápiz o cera para cejas para un resultado mucho más marcado.

Otros beneficios del backcombing

Cepillar las cejas de esta manera tiene más beneficios que el de vértelas mucho más gruesas y esponjosas de inmediato. También ayuda a estimular el crecimiento de los folículos y a eliminar la piel muerta que puede acumularse bajo los pelos de las cejas. En definitiva, se trata de una exfoliación suave que te vendrá genial para tener unas cejas bonitas y pobladas y evitar los pelos enquistados cuando vuelvan a crecer. No está mal, ¿eh?

Síguele la pista

  • Lo último