¿Ya tienes preparado tu trench?

Estamos en febrero... Sí, todavía hace frío, pero al invierno ya le quedan los días contados y la prenda que necesitarás, sin duda, es un trench. Atemporal, unisex... Es absolutamente imprescindible en tu armario primavera-verano 2010.

pral

Empezó su andadura siendo un abrigo liviano para proteger de la lluvia y la humedad, pero pronto cobró tal protagonismo (no debe faltar en ningún guardarropa que se precie) que ya es un "must" de las épocas de entretiempo. Con las colecciones Primavera-Verano aterrizando en las tiendas, el trench no puede faltar en tus compras. Puedes optar por sus colores clásicos, beige, caqui o negro, o bien arriesgar más... Burberry (justamente el trench es la prenda emblema de la firma) ha lanzado en su nueva colección P/V 2010 diseños en tonos pastel: celeste, rosa, crema, gris piedra, verde, pippermint azul lavanda... Y para romper su aspecto más formal, propone diseños más vanguardistas y juveniles ultracortos, con fruncidos, pliegues y nudos en rizo en su parte inferior (a partir de 300 €).

Si retrocedemos en el tiempo, la historia de la prenda es bastante curiosa... El fundador de la firma británica, Thomas Burberry, creó esta pieza en 1914 para proteger a los oficiales en la Segunda Guerra Mundial, de ahí su nombre: "trench" (viene de trinchera). Buscaba un material resistente, impermeable y funcional que los aislara de la humedad y la lluvia, así que originariamente el trench estaba confeccionado con gabardina. Finalizó la guerra y los soldados, a la vuelta del frente, lo conservaron, introduciéndolo en la vida civil. Y de ahí a nuestros días. Son muchos los que lo han customizado y reversionado, pero sus trazos son siempre los mismos: doble botonadura, cinturón con hargolla y mangas estilo raglán con hebillas en los puños y en los hombros (en su día para colgar los galones o los guantes). De hecho la prenda se compone de 26 piezas de gabardina de diferentes medidas.

Historias aparte, la magia del trench reside en su versatilidad. Puedes utilizarlo de día, en tono beige o crema, o de noche, en sofisticado raso negro. De día opta por un look casual con vestidos a la rodilla o combinándolo con jeans desgastados, bandolera y zapato plano. Por las noches, completa tu estilismo con leggins o minivestidos y botas altas: arrasarás.

Clica AQUÍ para ver más propuestas de esta pieza comodín e unisex que nunca pasará de moda.

Síguele la pista

  • Lo último