Invitadas a la Semana de la Moda de Milán despliegan una bandera de Ucrania. | Valentina Valdinoci / IMAXTREE

La moda condena el ataque de Rusia a Ucrania: Armani, Nike o Balenciaga toman posiciones

En pleno mes de desfiles, la industria del lujo se posiciona ante el conflicto con gestos de solidaridad y donaciones destinadas a Ucrania mientras paralizan sus relaciones comerciales con Moscú. 

SILVIA VÁZQUEZ

Al mismo tiempo que las tropas rusas entraban en Kiev el pasado 25 de febrero, en Milán la Semana de la Moda continuaban su curso bajo una tensa normalidad. En la ciudad italiana solo Giorgio Armani condenó el ataque prescindiendo de música en su desfile "en señal de respeto a la tragedia que se está desarrollando en Ucrania". Ese silencio atronador, interrumpido solo por las pisadas de las modelos y los aplausos de los invitados, fue la forma del diseñador de 87 años de gritarle al mundo que "no hay nada que celebrar porque hay algo a nuestro alrededor que nos perturba". 

Esta declaración de intenciones del modisto -el mismo que ya en febrero de 2020 fue el primero en hacer su desfile a puerta cerrada para proteger a sus invitados ante la amenaza del Covid y cuyo grupo ha anunciado ahora una donación de 500.00 euros a ACNUR para la emergencia humanitaria- fue un toque de atención para una poderosa industria de la que se exige una respuesta. Y, poco a poco, esta se está produciendo tanto con gestos de solidaridad como con acciones concretas que derivarán en consecuencias económicas y sociales para el país dirigido por Putin.

El portal de lujo Net-a-porter ha sido uno de los primeros en posicionarse, cerrando su tienda online en Rusia con un escueto comunicado: "Debido a la situación actual no podemos completar nuevas compras en tu país. Todos los pedidos han sido suspendidos hasta nuevo aviso", se lee en su web. También Nike ha hecho lo propio, alegando además dificultades logísticas para la entrega de los paquetes, ya que muchos servicios de mensajería han suspendido su actividad tanto en Rusia como en Ucrania. 

Otro gigante del sector, el grupo LVMH (responsable de Louis Vuitton, Loewe, Dior, Givenchy, Celine, Fendi, Guerlain, Marc Jacobs, Tiffany & Co, Bulgari...) ha anunciado "una primera donación de emergencia" de 5 millones de euros para apoyar al Comité Internacional de la Cruz Roja para ayudar a las víctimas directas e indirectas del conflicto. En esa misma carta, el conglomerado asegura que su primera preocupación es la seguridad de sus 150 empleados en Ucrania, por lo que les está brindado asistencia financiera, psicológica y operativa. 

Otro movimiento importante ha sido el de Balenciaga, que ha borrado todo su Instagram dejando como única publicación una bandera azul y amarilla. "Defendemos la paz y donamos al World Food Programme para apoyar la ayuda humanitaria a los refugiados ucranianos", puede leerse en el post, en el que instan a sus seguidores a colaborar con el programa.

Mientras tanto, el calendario de desfiles mantiene sus citas en París, aunque la Fédération de la Haute Couture et de la Mode ha invitado a los participantes a mantener la solemnidad que corresponde a este periodo oscuro. De momento, Chanel ha realizado una donación de 2 millones de euros destinados al apoyo de los refugiados en las fronteras de Ucrania y el cuidado específico de familias y niños. "Creemos en los esfuerzos diplomáticos y esperamos una resolución inmediata y pacífica del conflicto", dicen desde la 'maison'. 

Además, la fundadora de Koché ha lucido un broche con una flor azul y otra amarilla al final de su desfile y la firma Botter ha subido a la pasarela una chaqueta con el mensaje 'No War', demostrando una vez más que la moda habla, literalmente. Por su parte, Acne Studios ha explicado en sus invitaciones que ha donado 100.000 euros al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados y a UNICEF que se destinarán a ayuda humanitaria para el conflicto.

También Nanushka ha realizado un comunicado después de paralizar todas sus ventas en el país, en el que animan a otros miembros del sector a prestar apoyo a la crisis, tanto con donaciones económicas personales y corporativas como con sus canales de información. "Esta decisión no es contra nuestros clientes o amigos rusos, sino contra la invasión de Ucrania", aseguran. Por otro lado, el fundador de la marca de joyería Thomas Saboo ha iniciado una recaudación de fondos a la que él mismo ha aportado 250.000 euros y que será gestionada por su socio benéfico Stiftung RTL - Wir helfen Kindern e. V. para ayudar a diferentes ONGs y asociaciones que trabajan sobre el terreno, como Aldeas Infantiles SOS o Cáritas Internacional. 

Chaqueta con el mensaje
Chaqueta con el mensaje 'No War' vista en el desfile de Botter otoño/invierno 2022.  | IMAXTREE

Por su parte, desde Kiev los grandes almacenes Tsum Kyiv han apelado a la solidaridad internacional, pidiendo a los medios de comunicación que se hagan eco de la situación en Ucrania y a las empresas que detengan cualquier relación con marcas y retailers rusos. "La industria de la moda siempre está al tanto de lo que ocurre en el planeta. Tiene una voz poderosa que permite pronunciarse, influir e impulsar cambios reales. En estos tiempos difíciles y oscuros para Ucrania y la comunidad mundial, os pedimos que utilicéis vuestras voces ahora para apoyar a Ucrania, proteger a la humanidad y ayudarnos a detener la guerra", relata el comunicado de este negocio, epicentro histórico de la moda en el país, cerrado hoy en día con planes de transformar sus dos plantas subterráneas en un hospital de emergencia. 

La moda se posiciona así en el boicot internacional que asola a Moscú estos días, haciendo peligrar sus relaciones con la sociedad rusa en general y con las familias de oligarcas, grandes consumidores del lujo, en particular. Una situación a la que se pueden aplicar las mismas palabras que pronunció Josep Borrell, alto representante de política exterior de la Unión Europea, al comunicar que el país quedaba también fuera de Eurovisión: "Puede parecer irrelevante desde un punto de vista geopolítico, pero tiene impacto social".