La realeza elige moda española

Letizia Ortiz con la infanta Sofía y la princesa Leonor

Letizia Ortiz muy cariñosa con la infanta Sofía y la princesa Leonor.

La moda española vive un gran momento, y los datos avalan una declaración tan categórica. Por ejemplo, los diseñadores emergentes, o más pequeñitos, hacen sus pequeñas incursiones entre la élite: Etxeberría aparece en 'Los juegos del hambre', María Escoté ha vestido a Katy Perry, entre otras y hasta Maya Hansen se ha enrolado en ese micromundo que es el de las Kardashian. Pero no solo eso, claro, porque la fama de algunos grupos como Inditex o Mango excede cualquier tipo de frontera.

Eso lo sabemos, y sobre todo lo hemos comprobado también con la realeza: famosas son las veces en las que Letizia Ortiz ha lucido diseños de cualquiera de las dos empresas agotando rápidamente las prendas seleccionadas, un caso similar al de Kate Middleton que en alguna ocasión ha marcado tendencia también con diseño español.

Sin embargo, llama aún más la atención la importancia de la moda infantil española, a menudo creada por pequeños artesanos y distribuida por PYMEs, que triunfa, aún más si cabe, entre la realeza. Desde luego, el éxito es muchísimo más sorprendente si tenemos en cuenta la importancia que tiene para estas firmas una aparición en prensa de este tipo.

En el caso de la Reina de España, Letizia Ortiz, tan comentados son sus estilismos como los que elige para sus hijas: desde los vestidos realizados por dos artesanas asturianas que lucieron la infanta Sofía y la princesa Leonor en la proclamación de Felipe VI a los vestidos de Nanos que habitualmente suelen elegir para sus apariciones públicas (como en el desfile de las Fuerzas Armadas o la comunión de la Princesa), por poner unos ejemplos.

Una actitud lógica, teniendo en cuenta que la Reina suele hacer esos guiños al diseño español, aunque aún más sorprendente en el caso de la Duquesa de Cambridge, que también viste a sus hijos con sello 'made in Spain'. La explicación depende del momento: o bien, como mujer interesada en la moda, acaba adquiriendo prendas en sus tiendas favoritas también para George y Charlotte (como ocurrió antes de que la pequeña naciese, cuando el Príncipe llenó su diminuto armario de Zara Kids) o bien se deja aconsejar, como en el caso del gorrito de lana que lució la pequeña Charlotte en su presentación oficial, confeccionado y adquirido en la tienda donostiarra Irulea, que no fue compra de Kate sino de la niñera de los dos pequeños, la también española María Teresa Turrión Borrallo.

De hecho, Kate parece ser una gran compradora de la moda infantil española, pues uno de sus establecimientos de referencia es Amaia Kids, la tienda de Amaia Arrieta, una aventurera con dos tiendas en la capital británica y ahora Trending Topic en cuando a ropa de bebé se refiere. ¿Los últimos en sorprenderse por el llamado "efecto Kate Middleton"? Los dueños del taller vallisoletano que vistieron a Charlotte en sus últimas fotografías que se han visto desbordados de pedidos...

La princesa Charlotte

Pero lo más interesante es que el interés de la realeza por la moda infantil española no acaba ahí: Máxima de Holanda, quizá por homenajear al país en el que conoció a su marido, también ha apostado, en alguna ocasión, por ella. En su caso, por ejemplo, vistió a sus hijas de Pili Carrera, firma gallega internacional con medio siglo de recorrido, para uno de los actos de entronización.

Los reyes de Holanda junto a sus hijas

Así, la moda infantil española parece estar también a la altura y demuestra que, a pesar de no realizar importantes campañas publicitarias, el buen hacer y la tradición artesana también tienen un hueco entre los 'royals'.

Síguele la pista

  • Lo último